Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Google amplía la administración de identidades a las PC con Win 10

[04/05/2020] Esta semana, Google ha ampliado las herramientas de gestión de dispositivos de G Suite a las PC con Windows 10, añadiéndolas a los terminales Android, iOS y Chrome que ya estaban en la lista.

Ahora los administradores pueden utilizar la consola de G Suite para asegurar las cuentas de G Suite en los sistemas Windows 10 mediante las tecnologías de detección de robos y de inicios de sesión sospechosos de Google, y configurar esos equipos para que se activen con un solo inicio de sesión (SSO, por sus siglas en inglés), de modo que las credenciales de la cuenta del G Suite se dupliquen con la autenticación de inicio de sesión de Windows 10.

El despliegue de las nuevas capacidades de la consola comenzó el 27 de abril, con el release rápido y el release programado (este último es el predeterminado) comenzando simultáneamente en vez de por etapas, como es habitual.

Los administradores deben instalar la aplicación Google Credential Provider for Windows (GCPW) en cada PC con Windows 10 para que ese dispositivo se administre a través de la consola. Entre otras cosas, GCPW vincula los perfiles de Windows de los usuarios existentes con sus cuentas de G Suite.

Google realizó una vista previa de la gestión basada en la consola de los dispositivos de Windows 10 a partir de enero, sacándola de la fase beta con una rapidez significativamente mayor que la habitual para la empresa ubicada en Mountain View, California.

Los requisitos de las PC con Windows 10 obligan a utilizar las versiones Pro, Enterprise o Business del sistema operativo (esta última es una expansión de Windows 10 Pro que viene con una suscripción a Microsoft 365 Business Premium). En el lado de G Suite, solo los clientes que se suscriban a G Suite Enterprise, G Suite Enterprise for Education o Cloud Identity Premium pueden utilizar las funciones no relacionadas con la identidad que se han añadido recientemente a la consola de administración.

Una vez en el lugar, los administradores pueden optar por permitir el inicio de sesión único para G Suite y otros servicios de Google, dejar que el servidor de credenciales de G Suite de los usuarios se inicie en Windows 10, proteger las cuentas llamando a las tecnologías de Google para detectar comportamientos sospechosos y ataques de phishing, y establecer una serie de opciones en las PC. Esto último incluye acciones como la configuración de las opciones de actualización de Windows, la habilitación del cifrado de todo el disco de BitLocker y la eliminación remota de dispositivos.

La nueva funcionalidad es independiente de lo que Google denominó "administración fundamental de dispositivos" en octubre pasado, cuando describió cómo sería la forma predeterminada de inscribir todos los sistemas, ya sean computadoras personales o móviles, en la administración de puntos finales tan pronto como un usuario inicia sesión en G Suite a través de cualquier navegador.

Ese concepto se diseñó para que todos los dispositivos fueran visibles desde la consola de administración de G Suite, de modo que el departamento de TI pudiera localizar aquellos cuyos sistemas operativos necesitaran ser actualizados, o pudiera cerrar la sesión de una cuenta en caso de pérdida o robo del hardware.

El mismo día que Google anunció la gestión de Windows 10, la compañía también informó sobre un aplazamiento de la gestión fundamental de los dispositivos. "Debido a la actividad relacionada con COVID-19, el despliegue completo de la gestión fundamental de dispositivos se ha retrasado hasta más adelante en el 2020", señaló Google aquí.