Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

El gasto en nube alcanza un récord en el primer trimestre del 2020

Con un aumento del 34% debido a la demanda de trabajo a distancia.

[04/05/2020] El gasto en servicios de infraestructura en la nube alcanzó otro récord en el primer trimestre del 2020, al crecer un 34% hasta alcanzar los 31 mil millones de dólares.

De acuerdo a Alastair Edwards, analista jefe de Canalys, el crecimiento de los servicios en la nube fue impulsado por las organizaciones de todo el mundo que se desplazaron al trabajo remoto cuando la pandemia COVID-19 golpeó. "Como resultado, las empresas buscaron un acceso rápido a los recursos de computación frente a los cierres y las interrupciones. El aumento de la demanda de herramientas de colaboración en línea, comercio electrónico y servicios de consumo en la nube impulsó un fuerte aumento del consumo de infraestructura en la nube, lo que benefició a todos los principales proveedores de nubes. Pero esto se vio compensado por una desaceleración de las migraciones de grandes empresas complejas y de los proyectos de transformación de las nubes, ya que las empresas pidieron que se detuvieran todas las tareas de TI, excepto las más importantes, a medida que los cierres entraban en vigor. La demanda de las empresas digitales que se vieron afectadas por los cierres en sectores como la hostelería y los viajes también se vio afectada, indicó el analista.

De acuerdo a Canalys, AWS mantuvo su posición de liderazgo en los servicios en la nube, representando el 32% del mercado total en el primer trimestre, ya que las ventas crecieron un 33%. "En términos de dólares, AWS superó una vez más a sus principales competidores. Las ventas del Azure de Microsoft aumentaron un 59%, llevando su cuota al 17%. Se alcanzaron los límites de capacidad para Azure en ciertos mercados, aunque esto se debió a un uso sin precedentes de Teams, que no tuvo un impacto directo en los ingresos del Azure. Esto también obligó a Microsoft a restringir el consumo para algunos servicios y nuevos clientes. Google Cloud se mantuvo en el tercer lugar del mercado mundial de infraestructura de nubes en el primer trimestre del 2020, seguido de cerca por Alibaba Cloud. Ambos tuvieron una participación del 6% del total del mercado de servicios de infraestructura en la nube. Google Cloud vio una saludable adopción de su plataforma de datos y análisis en algunos de sus verticales clave, liderada por el sector público, la salud, los proveedores de servicios y los servicios financieros, aunque esto fue parcialmente compensado por la debilidad en otros segmentos. Google Cloud sigue invirtiendo en una agresiva estrategia de contratación para la plataforma Google Cloud, tanto en las ventas de la empresa como en los recursos técnicos. Alibaba Cloud fue uno de los primeros proveedores de servicios en la nube en lanzar iniciativas para apoyar a las empresas afectadas por el bloqueo en China, con créditos gratuitos y acceso a su suite de colaboración DingTalk, anotó Edwards.

Añadió que, los proveedores de servicios de nubes están respondiendo urgentemente al aumento del consumo. Microsoft anunció un plan de emergencia, que incluía la adición de nueva capacidad de servidores a sus centros de datos en las regiones más afectadas. AWS ha abierto dos nuevas regiones de centros de datos en abril, en Ciudad del Cabo y Milán, con más planeadas en los próximos trimestres. Google Cloud reveló planes para abrir cuatro nuevos centros de datos en la nube en Asia, Canadá y Oriente Medio. Alibaba Cloud reveló una inversión de 28 mil millones de dólares para expandir su negocio de nubes en todo el mundo en los próximos tres años.

"Las empresas se han visto obligadas a cambiar rápidamente sus estrategias de infraestructura de TI y las prioridades de inversión en respuesta a la pandemia", anotó, por su parte, el analista jefe Matthew Ball. "La reducción de costos y la protección del capital son prioridades a medida que la economía mundial se debilita. Todo lo que no mejore las actuales iniciativas de continuidad de negocios en las instalaciones ha pasado a un segundo plano, ya que las empresas se replantean los presupuestos ante la creciente incertidumbre o la lucha por acceder a los centros de datos físicos", indicó.

Añadió que, al mismo tiempo, las empresas de todo el mundo necesitan urgentemente acceso a una capacidad de computación flexible para apoyar el trabajo a distancia, la colaboración, el comercio en línea y la seguridad. "La infraestructura de la nube es una solución obvia a corto plazo. Esto ha sido una bendición para la mayoría, si no para todos los principales actores".

Finalizó indicando que, sin embargo, esto no cuenta toda la historia. Los proveedores de servicios en la nube también han sentido el impacto negativo de una ralentización en los grandes proyectos de consultoría, incluyendo las migraciones de SAP, los despliegues de nubes híbridas y otros proyectos de transformación que han dado un gran impulso al crecimiento de la nube en los últimos trimestres. "La inversión en la nube en los segmentos verticales más afectados, como la hostelería, la aviación, la construcción, el turismo y la industria manufacturera, se está reduciendo o retrasando. Esto ha contrarrestado parte del crecimiento a corto plazo disfrutado durante el trimestre.