Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Unidad del G7 impulsa la investigación del COVID-19

[03/06/2020] La situación provocada por la pandemia del coronavirus ha desatado una carrera por encontrar la cura a éste, así como vacunas, antígenos y otras respuestas y en este contexto, la investigación sanitaria, está siendo reforzada por la tecnología de la información y el uso generalizado de la inteligencia de datos en muchos niveles. Para abordar la situación es necesario procesar una enorme cantidad de datos complejos y para ello hace falta una máquina de computación de alto rendimiento (HPC), o supercomputadora.

Desde el G7 se ha puesto en marcha un consorcio mundial para luchar contra el Covid-19 a través de la supercomputación Covid-19 High Performance Computing (HPC).

La Ministra de Ciencia del Reino Unido, Amanda Solloway, ya ha confirmado que el Reino Unido se comprometerá a trabajar con las naciones del G7 para hacer frente al Covid-19, incluyendo el intercambio de investigaciones y la identificación de nuevas soluciones para el nuevo virus.

"Abordar el Covid-19 requiere un esfuerzo internacional conjunto y fuerte y que las mejores mentes de la ciencia y la tecnología compartan sus investigaciones y conocimientos. Al unirse a este consorcio, nuestros principales investigadores podrán acceder a algunos de los ordenadores más avanzados del mundo para acelerar su investigación, acceder a nuevos desarrollos y compartir las tecnologías informáticas de primera clase del Reino Unido para encontrar una solución a este virus", señaló Solloway.

La unión hace la fuerza

El Consorcio Covid-19 HPC es un esfuerzo público-privado encabezado por la Oficina de Política Científica y Tecnológica de la Casa Blanca, el Departamento de Energía de los Estados Unidos e IBM para reunir a líderes del gobierno federal, la industria y el mundo académico. Todos los miembros se ofrecen como voluntarios y donan gratuitamente "tiempo de computación" y recursos. Además de IBM, hay otros miembros de la industria tecnológica como es el caso de Amazon Web Services, AMD, BP, Dell Technologies, Google Cloud, Hewlett Packard Enterprise, Microsoft, Nvidia e Intel.

"Aunque muchos de los miembros actuales son competidores, en el contexto de COVID-19, el mundo se unió", anotó Darío Gil, director de IBM Research. "Ha sido un placer trabajar junto con mis colegas de Google, Microsoft, Amazon, HP y muchos otros, para traer lo mejor de nuestras respectivas instituciones, trabajando con nuestros colegas de la academia y las muchas instituciones participantes desde el DOE hasta la NSF y la NASA -ha sido extraordinario. La unión de fuerzas solo hará que nuestras respectivas instituciones sean más fuertes, y es una victoria segura para la sociedad".

Las supercomputadoras del Reino Unido y los Estados Unidos se están utilizando para realizar una gran cantidad de cálculos en epidemiología, bioinformática y modelos moleculares, en un esfuerzo por reducir drásticamente el tiempo de descubrimiento de nuevas moléculas que podrían conducir a tratamientos y a una vacuna.

La unión de Reino Unido trae consigo más de 20 Petaflops de capacidad de cálculo de alto rendimiento al esfuerzo mundial para hacer frente a la crisis de Covid-19. Una de las máquinas del Reino Unido es ARCHER, un superordenador de 2,55 Petaflops con sede en la Universidad de Edimburgo y financiado por el Consejo de Investigación de Ingeniería y Ciencias Físicas del país. En perspectiva, una supercomputadora con solo ocho Petaflops puede hacer un millón de cálculos por persona en el mundo por segundo. En conjunto, el Consorcio ofrece 50 veces eso.