Llegamos a ustedes gracias a:



Columnas de opinión

Tecnología y educación: Derribando barreras para el desarrollo

[20/07/2020] Cuando en 1965, como parte del proyecto ARPA, Estados Unidos logró conectar un ordenador TX2 en Massachusetts con un Q-32 en California, nadie imaginaba la revolución que significaría ese avance para la innovación tecnológica y para las diferentes actividades del ser humano. Se sentaban las bases de lo que sería la Internet.

Hoy, 55 años después de ese hito, la conectividad es una parte fundamental de nuestras vidas y la transformación digital es una realidad que ha impactado diferentes sectores, entre estos, la educación. Contar con la oferta educativa online de la que gozamos en la actualidad, es el resultado de múltiples factores en los cuales la innovación tecnológica ha jugado un papel fundamental.

En años más recientes, la Internet de las Cosas (IoT) creó nuevos paradigmas en la educación que permitieron saltar barreras geográficas y espaciales para compartir conocimiento a través del mundo. Asimismo, el hardware evolucionó a la par de las necesidades de los usuarios, facilitando el ingreso de nuevas tecnologías a las aulas de todo el mundo.

Lo que empezó con "laboratorios de cómputo en las escuelas, pronto fue complementado con tabletas, notebooks y pizarras digitales que añadieron un elemento interactivo a las clases. Si a eso le sumamos los dispositivos móviles y smartphones de diferentes gamas, tenemos una democratización de la educación que, debidamente estructurada e impulsada, puede convertirse en un importante motor para el desarrollo económico y social.

Asimismo, la tecnología aplicada a la educación amplió la oferta educativa. Hoy en día es posible estudiar en una universidad de cualquier lugar del mundo, permitiendo también que los alumnos recopilen datos, trabajen en equipo y consulten las conferencias y consejos de expertos de cualquier país.

Esto también tiene un impacto en el rendimiento escolar. De acuerdo con los resultados del "V Estudio sobre el uso de las TIC en la educación realizado por BlinkLearning en España, Argentina, Colombia, México y Perú, más del 65% de los docentes de los cinco países consideran que el uso de la tecnología motiva a los alumnos.

El estudio también revela que los docentes encuestados en los cinco países coinciden en señalar que "la principal ventaja del uso de las TIC en las aulas es el poder acceder a un mayor número de contenidos y recursos, además de fomentar el aprendizaje autónomo y desarrollar la capacidad de los alumnos para expresarse utilizando diferentes medios y plataformas.

Sin embargo, con la innovación, vienen los retos. Los principales desafíos para un óptimo uso de la tecnología en la educación son los problemas de conectividad, la disponibilidad de equipos y la formación del profesorado.

Sobre este último punto, el informe "Datos, algoritmos y políticas, la redefinición del mundo digital, elaborado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) señalaba que, este año, los sectores de la salud, manufactura, agricultura, minería, transporte y energía serían los más impactados por la mayor digitalización de sus actividades. Esto tendrá como consecuencia una mayor demanda de empleados con habilidades digitales, capaces de crear e innovar en soluciones adaptadas eficientemente a sus realidades locales.

Así, la formación en competencias digitales se convierte en una herramienta clave para la igualdad y la puerta a una economía competitiva. En ese contexto, contar con herramientas digitales de alto rendimiento para la labor académica se convierte en una necesidad imperativa, y es en ese punto que el compromiso del sector privado tecnológico tiene un papel fundamental para la digitalización de la educación.

Este compromiso se ve reflejado en el desarrollo de tecnologías innovadoras que apuntan a generar experiencias más inmersivas que sumen a la labor educativa, como es el caso de nuestra colaboración con zSpace en California (USA), una empresa que equipa los salones de clase con tecnologías educativas sofisticadas.

Esta colaboración ha permitido integrar tecnologías como la visualización y el modelado en 3D, la respuesta táctil, la Realidad Virtual (VR) y la Realidad Aumentada (AR) para su utilización en una educación enfocada en ofrecer contenido de forma realista, envolvente e interactiva. Actualmente, más de mil colegios, centros técnicos, facultades de medicina y universidades utilizan zSpace en todo el mundo.

Asimismo, el trabajo en el marco de este tipo de sinergias ha logrado trascender del campo educativo para contribuir a resolver problemas del mundo real. Sin ir muy lejos, en el 2016, las tecnologías desarrolladas en conjunto con zSpace fueron parte de un procedimiento quirúrgico que se realizó en el Lucile Packard Children's Hospital de Stanford para separar gemelas siamesas. Durante la cirugía, el equipo médico utilizó un sistema de diagnóstico por imagen con Realidad Virtual en 3D para ver modelos de la anatomía de las gemelas generados previamente con radiología, de manera que se pudieran girar y orientar para entender mejor la composición interna. Y esta es solo una muestra.

Las posibilidades de la tecnología aplicada a la educación son infinitas. La inminente llegada de la conectividad 5G abrirá nuevos horizontes, espacios virtuales más inmersivos, una respuesta casi inmediata en las acciones dictadas desde un punto del mundo a otro. Una evolución que, a su vez, se verá acompañada por el desarrollo de hardware cada vez más potente, preparado para responder a estas nuevas exigencias.

La educación, de la mano con la evolución de la tecnología y con el aporte del sector tecnológico privado, continuará cambiando y brindando experiencias cada vez más disruptivas. El objetivo es uno solo: que la innovación tecnológica se traduzca en desarrollo para toda la sociedad. Un reto maravilloso de asumir.