Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

12 soluciones rápidas para problemas comunes de Android

[03/09/2020] Hora de la confesión: Sé muy poco sobre reparación de automóviles, y no podría arreglar un electrodoméstico si mi vida dependiera de ello. Apenas puedo colgar una pieza de arte en la pared sin arruinar algo en el proceso. Sin embargo, cuando se trata de teléfonos Android soy prácticamente un mecánico.

En realidad, no es tan impresionante como parece. No tengo herramientas eléctricas sofisticadas ni tampoco un par de overoles atractivos con mi nombre en ellos. He estado usando y estudiando Android durante mucho tiempo -desde mediados del siglo XIX, más o menos- y cuando uno presta la atención necesaria a algo durante un período lo suficientemente largo, empieza a ver los mismos patrones básicos aparecer una y otra vez.

La verdad es que, por "mágicos" que puedan parecer, nuestros elegantes y brillantes smartphones son, en última instancia, solo aparatos eléctricos. Y la mayoría de las veces, los problemas que la gente tiene con sus teléfonos son bastante consistentes. Eso significa que ya sea que esté solucionando problemas con su propio dispositivo o tratando de ayudar a un compañero de trabajo con dificultades, es muy probable que su problema pueda ser abordado sin muchas complicaciones.

Considere esta su guía: una recopilación de algunas de las quejas más comunes que escucho sobre los teléfonos Android y las soluciones más simples que sugiero en esos casos. Aplique este conocimiento a su propio dispositivo o transmítalo a otra persona que lo necesite, y usted también podrá experimentar la alegría de sentirse como un mecánico de tecnología móvil (con o sin el overol).

La aplicación Files de Google identifica las áreas en las que puede liberar espacio y le brinda una manera rápida y fácil de eliminar elementos innecesarios.
Android
Problema de Android #1: Poco almacenamiento

Ah, sí, el antiguo problema del espacio finito. Cuando vea que el almacenamiento de un teléfono comienza a agotarse, recuerde este pequeño adagio pegadizo: "Deje de acumular cosas de manera compulsiva". (Bueno, quizás no es tan pegadizo como esperaba).

Con toda seriedad, sin embargo, la mayoría de nosotros realmente no necesitamos almacenar muchas cosas localmente en nuestros smartphones hoy en día, especialmente en Android, donde la sincronización en la nube es simple y la administración automatizada es fácil. Comience instalando la aplicación Google Fotos, y configurándola para realizar copias de seguridad de todas las fotos y videos a medida que se toman. Esto le permitirá eliminar las copias locales (además de tener una excelente forma de acceder a todos sus recuerdos desde cualquier dispositivo, en cualquier momento, incluso si pierde o rompe su teléfono Android actual), y eso liberará mucho espacio.

Luego, instale la aplicación Files de Google. Le mostrará todos los ocupantes de espacio innecesario dentro del almacenamiento de su teléfono, incluyendo las copias locales -ahora redundantes- de imágenes sincronizadas en la nube junto con archivos basura, archivos duplicados y otras cosas fácilmente eliminables. Además, le proporciona un botón de un solo toque para eliminar todo aquello innecesario.

Finalmente, si utiliza uno de los teléfonos Pixel de Google, busque en la sección Almacenamiento de la configuración del sistema y pulse la línea etiquetada "Almacenamiento inteligente". En esta sección, puede configurar su teléfono para eliminar automáticamente cualquier copia redundante de fotos y videos ya respaldados cada vez que su almacenamiento comience a agotarse.

Problema de Android #2: Energía insuficiente

Podríamos pasarnos hablando sobre la duración de la batería de Android todo el día, pero la forma más rápida de marcar una diferencia inmediata en la longevidad de su teléfono es ajustar la configuración de la pantalla.

En primer lugar, baje el brillo de la pantalla (ya sea en el panel de Configuración rápida que aparece cuando desliza hacia abajo dos veces desde la parte superior de la pantalla o en la sección Pantalla de la configuración del sistema). La pantalla consume más energía que cualquier otra cosa en su dispositivo, y cuanto menos brillo tenga, más tiempo durará su teléfono con cada carga. Si su teléfono funciona con Android 9 o superior, también puede buscar la opción de brillo adaptativo que ajusta automáticamente el nivel de brillo según su entorno actual.

En segundo lugar, establezca la configuración de "Tiempo de espera de la pantalla" (también en la sección Pantalla de la configuración del sistema) en el valor más bajo que pueda tolerar. Cuanto menos tiempo permanezca encendida la pantalla cuando no la esté usando, menos batería innecesaria consumirá su teléfono.

Y, en tercer lugar, si tiene Android 10 o superior, busque en esa misma área de la configuración del sistema la opción Tema oscuro. Los colores más oscuros tienden a consumir menos energía que los tonos brillantes presentes en la mayoría de las interfaces de forma predeterminada, por lo que cambiar al tema oscuro todo el tiempo, o incluso solo en un horario de atardecer a amanecer, debería extender un poco la batería de su teléfono.

Problema de Android #3: Demasiado bloatware

A menos que utilice los teléfonos Pixel de Google, es probable que su dispositivo Android venga cargado con mucha basura que no desea, desde servicios superfluos proporcionados por el fabricante (¡hola, Samsung!) hasta cosas innecesarias agregada por el operador. Pero no tema, porque si algo no se puede eliminar por completo, por lo menos la mayor parte puede ocultarse fuera de la vista.

La forma más sencilla de hacerlo es buscar en la sección Aplicaciones de la configuración del sistema para encontrar la lista completa de aplicaciones instaladas. Cuando vea una aplicación que no quiera, toque su nombre y luego busque el botón Desinstalar o, si no está presente, presione el comando Deshabilitar. Es posible que no pueda deshacerse de absolutamente todo de esa manera, pero podrá despejar una buena cantidad de desorden.

Problema de Android #4: Un desorden en la pantalla de inicio

Desde barras de búsqueda integradas que no usa hasta cadenas de noticias tontas que preferiría no ver, las pantallas de inicio de los teléfonos Android suelen ser todo, menos óptimas. Pero no tiene porqué vivir con lo que le ofrece el fabricante de su dispositivo. Android cuenta con una gran variedad de launchers de terceros: entornos alternativos que reemplazan por completo la configuración de la pantalla de inicio de su teléfono y la disposición del cajón de aplicaciones. Y hay opciones disponibles para prácticamente todas las preferencias y estilos de trabajo.

Los launchers de terceros como Microsoft Launcher y Niagara Launcher, que se ven aquí, pueden limpiar su pantalla de inicio y adaptarla a su estilo de trabajo.
Android

Problema de Android #5: Un teléfono que funciona lento

Al igual que nosotros los mortales, los smartphones tienden a desacelerarse con el tiempo a medida que se desgasta. Sin embargo, a diferencia de nuestros blandos cerebros de mamíferos, el tiempo de respuesta de su teléfono se puede mejorar.

Algunas de las cosas que acabamos de mencionar, de hecho, deberían marcar una diferencia notable: limpiar su almacenamiento, desinstalar aplicaciones no utilizadas (tanto las que venían preinstaladas en su teléfono como las que instaló usted mismo que ya no usa), y probar un launcher personalizado para un entorno de pantalla de inicio más optimizado.

La configuración de escala de animación de Android, oculta en las Opciones para desarrolladores del sistema, puede hacer que cualquier teléfono se sienta instantáneamente más rápido.
Android

Además de eso, algunos de los mismos pasos que describo en mi guía para ahorrar datos en Android pueden aportar un impulso significativo a la velocidad general de su dispositivo: cosas como eliminar la actividad innecesaria en segundo plano, comprimir la experiencia web móvil y cambiar a versiones ligeras de aplicaciones.

Y finalmente, una configuración oculta del sistema Android puede tener el impacto más perceptible de todos. Primero deberá activar la configuración de desarrollador de Android en su teléfono para encontrarlo:

  • Abra la sección Acerca del dispositivo en la configuración del sistema y busque la línea denominada "Número de compilación". (En los teléfonos Samsung, tendrá que pulsar una línea denominada "Información del software" para encontrar el "Número de compilación").
  • Presione esa opción siete veces.
  • Ingrese su PIN, patrón o contraseña cuando se le solicite.

Una vez que haya terminado, vuelva al menú principal de configuración del sistema. En algunos teléfonos, verá una nueva sección de Opciones para desarrolladores en ese menú principal; en otros, como los dispositivos Pixel de Google, tendrá que ingresar a la sección Sistema y luego tocar "Avanzado" para encontrarlo. Sea como sea, pulse esa sección y luego desplácese hacia abajo hasta que vea el encabezado Dibujo.

Ahí, encontrará tres opciones relacionadas con la animación: "Escala de animación de ventana", "Escala de animación de transición" y "Escala de duración del animador". Presione cada uno de esos elementos y cambie su configuración de "Escala de animación 1x" predeterminada a "Animación desactivada". Y no presione ninguna otra opción dentro del área de Opciones para desarrolladores, ya que contiene algunas funciones complejas que no están destinadas para los propietarios regulares de teléfonos y podrían estropear su dispositivo si son utilizadas incorrectamente.

Regrese a la pantalla de inicio e intente moverse por su teléfono: abra el cajón de aplicaciones, deslice hacia abajo el panel de notificaciones, acceda y salga de aplicaciones, etc. Todo debería sentirse mucho más agilizado que antes.

Problema de Android #6: Demasiada rotación

Nuestros teléfonos están diseñados para funcionar tanto en orientación vertical como horizontal, pero a veces, los sensores se vuelven hipersensibles y terminan cambiando de vista con más frecuencia de lo que a uno le gustaría.

A partir de Android 9, hay una respuesta fácil: en un teléfono Pixel o en cualquier dispositivo cuyo fabricante no se haya entrometido demasiado con Android, diríjase a la sección Pantalla de la configuración de su sistema, toque "Avanzado" y luego apague la opción "Pantalla de rotación automática". Una vez hecho esto, al girar su dispositivo la orientación de la pantalla no cambiará automáticamente y, en su lugar, aparecerá un pequeño ícono en la esquina de la pantalla. Puede tocar ese ícono para cambiar la rotación o ignorarlo y mantener la orientación como está.

Si está usando un teléfono Samsung, curiosamente la función no se encuentra en la configuración de su sistema, pero hay una opción en el área de Configuración rápida que aparece al deslizar hacia abajo dos veces desde la parte superior de su teléfono. Busque el ícono con la etiqueta "Rotación automática" y tóquelo una vez para deshabilitarlo (lo que cambiará el título a "Retrato", de manera algo confusa).

Problema de Android #7: Texto diminuto

Deje de entrecerrar los ojos, ¿sí? Si las palabras de su teléfono le parecen demasiado pequeñas, diríjase a la sección Accesibilidad de la configuración de su sistema y pruebe dos opciones: "Tamaño de fuente", que aumentará el tamaño del texto en todo el teléfono, y "Tamaño de pantalla", que aumentará el tamaño de todo lo que se encuentra en su pantalla.

Hacer que las notificaciones molesten menos está a solo una pulsación larga y un toque de distancia.
Android
Problema de Android #8: Notificaciones molestas

Ya sea que se trate de una aplicación demasiado agresiva o un mensaje de texto, detenga las notificaciones molestas desde su origen presionando y manteniendo el dedo en la siguiente alerta no deseada que aparezca. Eso abrirá una especie de panel de control que le permite desactivar el tipo de notificación asociado por completo, o simplemente silenciarlo para que aparezca, pero no demande activamente su atención.

Problema de Android #9: El enigma de los contactos

Estamos en el 2020. Sus contactos no deberían ser accesibles solo desde su teléfono, y no debería tener que pasar por la molestia de "transferirlos" de un dispositivo a otro.

Si está utilizando un teléfono fabricado por alguien que no sea Google, acceda a la aplicación Contactos y asegúrese de que esté configurada para sincronizar su información con su cuenta de Google, no con el servicio de sincronización propio del fabricante. Esto es especialmente pertinente para los propietarios de Samsung, ya que la empresa tiende a sincronizar los contactos con su propio servicio autónomo de forma predeterminada. Eso funciona si solo desea acceder a esa información desde ese teléfono y si solo planea comprar teléfonos fabricados por Samsung en el futuro, pero en cualquier otro escenario, esa configuración no le servirá.

En la aplicación Contactos de Samsung, presione el ícono de menú de tres líneas en la esquina superior izquierda, luego seleccione "Administrar contactos" seguido de "Ubicación de almacenamiento predeterminada". Luego, seleccione su cuenta de Google en lugar de su cuenta de Samsung en el menú que aparece.

A partir de ese momento, sus contactos serán sincronizados con Contactos de Google, lo que significa que siempre estarán disponibles en el sitio web de Contactos de Google, desde cualquier computadora en la que haya iniciado sesión, y estarán disponibles de inmediato en cualquier teléfono en el que instale la aplicación de Android Contactos de Google.

Si explora lo suficiente en la configuración de Android, encontrará un interruptor que hace que sea mucho más fácil colgar una llamada.
Android
Problema de Android #10: Desafíos para finalizar llamadas

¿Alguna vez ha luchado por colgar una llamada, pero luego la pantalla no se enciende lo suficientemente rápido? ¿O tal vez se enciende la pantalla, pero el comando para colgar no aparece de inmediato? Una opción de accesibilidad de Android puede hacerle la vida infinitamente más fácil al permitirle presionar el botón de encendido físico de su teléfono para colgar la llamada. No es necesario buscar el ícono correcto o incluso mirar hacia su teléfono; solo presione un botón en el borde del dispositivo y la persona en el otro extremo desaparecerá (¡gracias a Dios!).

Simplemente busque la opción "El botón de encendido cuelga" en la sección Accesibilidad de la configuración del sistema, enciéndalo y prepárese para terminar una llamada de manera más sencilla que nunca.

Problema de Android #11: Un teléfono congelado

Uno de los problemas más frustrantes de Android es tener un teléfono que está atascado en algún proceso y no responde o está atascado en un estado apagado y se niega a encenderse. Pero no importa cuán horribles puedan parecer las cosas, casi siempre hay una solución.

La más simple es un reinicio completo: dependiendo de su dispositivo, deberá pulsar y mantener presionado el botón de encendido por sí solo de 30 segundos a un minuto, o pulsar y mantener presionado el botón de encendido y el botón para bajar el volumen juntos durante la misma cantidad de tiempo (o hasta que sienta una vibración y vea que algo aparece en la pantalla). Si ve un menú de aspecto extraño que dice "Inicio" y tiene una imagen de un robot Android, no se preocupe: solo presione el botón de encendido nuevamente y su teléfono debería iniciarse de manera normal.

Si no sucede nada con ninguno de esos procesos, intente dejar su teléfono enchufado durante unas pocas horas, solo para asegurarse de que la batería no se agote. Vuelva a intentarlo.

Si las cosas siguen sin funcionar, y si ni siquiera aparece el gráfico indicador de batería estándar en la pantalla cuando conecta el teléfono... bueno, es hora de abordar el problema final de Android.

Problema de Android # 12: Un teléfono que no carga

Por último, pero no menos importante: un teléfono Android que simplemente no carga (y, por lo tanto, tampoco se enciende, una vez que la batería se ha agotado por completo). He pasado por eso. Y aunque ciertamente es posible que se enfrente a algún tipo de defecto relacionado con el hardware, también es muy probable que esto sea algo que pueda solucionar rápidamente.

Así que intente esto: tome algo como un palillo de dientes o el extremo de un clip de papel y muy cuidadosamente y con delicadeza excave un poco en el puerto de carga del teléfono para limpiar cualquier pelusa o suciedad que se haya acumulado ahí dentro. Suena loco, pero a veces se acumula suficiente suciedad en esa área como para que el cable de alimentación no pueda establecer una buena conexión y cargar el dispositivo (o cargarlo de forma consistente).

Una vez que haya limpiado una buena cantidad de suciedad, vuelva a conectar el teléfono y vea si sucede algo. Si la batería estaba totalmente descargada, es posible que deba dejarla enchufada durante un tiempo antes de ver algún resultado. Pero existe una buena posibilidad de que esto funcione, y entonces, en cuestión de minutos, volverá a la normalidad.

A veces, la solución más simple es la más satisfactoria de todas.