Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Amazon, Google y Microsoft llevan sus nubes al borde

[16/09/2020] Puede que le sorprenda saber que las tres grandes nubes públicas -AWS, Google Could Platform, y Microsoft Azure- están empezando a proporcionar capacidades de computación de borde. Es desconcertante, porque la frase "computación de borde" implica un mini centro de datos, típicamente conectado a dispositivos de IoT y desplegado en el borde de una red empresarial en lugar de en la nube.

Las tres grandes nubes tienen solo un control parcial sobre atributos clave del borde como la ubicación, la red y la infraestructura. ¿Pueden realmente proporcionar capacidades de computación de borde?

La respuesta es sí, aunque los proveedores públicos de nubes están desarrollando sus servicios de computación de borde mediante asociaciones estratégicas y con algunas limitaciones en las primeras etapas.

Las ofertas de computación de borde basadas en la nube son una clara señal de que los límites entre la nube pública, la nube privada y la computación de borde se están difuminando. El objetivo unificador es proporcionar a las empresas y los arquitectos, una gama de opciones basadas en el tipo de carga de trabajo y sus requisitos de rendimiento, fiabilidad, reglamentación y seguridad.

Desafortunadamente, un exceso de nuevas opciones siempre significa nueva jerga y marca, por lo que tendremos que hacer un poco de desmitificación a medida que clasificamos a través de las tres grandes ofertas de nube para la computación de borde. Antes de entrar, sin embargo, vamos a empezar con una rápida introducción a algunas consideraciones clave de la arquitectura de computación de borde.

Entendiendo los requerimientos y arquitecturas de la computación de borde

En primer lugar, los equipos de ingeniería deben entender los requisitos de computación de borde. Conectar una red globalmente dispersa de sensores baratos que generan unos pocos terabytes de datos diariamente tiene diferentes requerimientos de computación, que dar servicio a una docena de plantas de fábrica con un conjunto de sensores de video que procesan petabytes de datos en tiempo real. La arquitectura debe abordar el procesamiento de datos específicos, la analítica y los flujos de trabajo necesarios.

Luego, igual de importante, considerar los requisitos de regulación, seguridad y protección. Los dispositivos médicos desplegados en hospitales o controladores para vehículos autónomos capturan y procesan información altamente personal y crítica para la vida. Las exigencias de fiabilidad y rendimiento deben dictar los requisitos de ubicación, red, seguridad e infraestructura.

La comprensión de estos requisitos ayuda a los arquitectos a determinar dónde ubicar físicamente la infraestructura de computación de borde, qué tipos de infraestructura se requieren, los requisitos mínimos de conectividad y otras consideraciones de diseño.

Pero el beneficio único que ofrece la computación pública en el borde de la nube es la capacidad de ampliar la arquitectura y los servicios subyacentes de la nube, en particular para los clientes que ya han invertido mucho en una nube pública u otra. ¿Quieren los arquitectos y desarrolladores aprovechar los servicios de AWS, Azure o Google Cloud desplegados en el borde? A eso es a lo que apuestan las nubes públicas, y también están considerando aplicaciones móviles habilitadas para 5G que requieren procesamiento de datos de baja latencia y aprendizaje automático en los puntos finales de las telecomunicaciones.

Con estas preguntas en mente, aquí hay una visión general de lo que las tres principales nubes públicas proporcionan.

Extenderse a Azure Edge Zones con Azure Stack

Azure apuesta a que los arquitectos y desarrolladores quieren centrarse en la aplicación y menos en la infraestructura. Azure tiene tres opciones que permiten un borde híbrido, donde los arquitectos pueden aprovechar las redes 5G y desplegar de forma óptima el procesamiento de datos, los modelos de aprendizaje automático, las aplicaciones de streaming y otras aplicaciones intensivas en datos en tiempo real.

  • Las Azure Edge Zones son implementaciones gestionadas de Azure Stack que pueden adquirirse a través de Microsoft, y que actualmente están disponibles en Nueva York, Los Ángeles y Miami.
  • Microsoft se asoció con AT&T para ofrecer Azure End Zones con Carrier en varios lugares, incluyendo Atlanta, Dallas y Los Ángeles. Esta opción es la mejor para las aplicaciones móviles habilitadas para 5G, que requieren procesamiento de datos de baja latencia o capacidades de aprendizaje automático.
  • Por último, las empresas también pueden desplegar una Azure Edge Zone privada. Microsoft se ha asociado con varios proveedores de centros de datos que permiten esta capacidad.

Estas opciones proporcionan opciones de ubicación y flexibilidad de red, mientras que Azure Stack Edge lleva la computación y los servicios de Azure Edge al borde. Azure Stack Edge es un dispositivo de 1U, 2x10 Core Intel Xeon, 128GB que puede ser configurado con contenedores o VMs y administrado como un clúster de dispositivos Kubernetes. Este modelo está optimizado para aplicaciones de aprendizaje automático y de IoT.

Microsoft también ofrece Azure Stack HCI, una infraestructura hiperconvergente para modernizar los centros de datos, y Azure Stack Hub para desplegar aplicaciones nativas de la nube.

Como otros servicios de nube, Microsoft vende Azure Stack Edge por suscripción, con costos calculados por la utilidad. Microsoft administra el dispositivo y ofrece un 99,9% de disponibilidad de nivel de servicio.

Extendiendo los servicios de AWS desde los dispositivos 5G a análisis a gran escala

AWS tiene un conjunto similar de ofertas para distribuir los servicios de AWS a los centros de datos de borde y redes de telecomunicaciones.

  • AWS está comenzando a dar soporte a los centros de datos de borde con AWS Local Zones que actualmente solo están disponibles en Los Ángeles.
  • AWS Wavelength está diseñada para aplicaciones de baja latencia que se ejecutan en dispositivos 5G, incluyendo vehículos conectados, aplicaciones AR/VR, fábricas inteligentes y juegos en tiempo real.
  • AWS se ha asociado con Verizon para ofrecer AWS Wavelength, que actualmente está disponible en Boston y en el área de la bahía de San Francisco.

AWS ofrece dos sabores de infraestructura de borde, comenzando con la línea de appliances AWS Snow. AWS Snowcone es el appliance más pequeño, con dos unidades de control de video y 4GB, que se utiliza principalmente para el almacenamiento y la transferencia de datos de borde. Las aplicaciones de procesamiento de datos con uso intensivo de memoria y de aprendizaje automático desplegadas en el borde probablemente requieran el AWS Snowcone Edge que viene en modelos de almacenamiento y de computación optimizada con hasta 52 vCPU y 208GB. Para las aplicaciones de mayor escala, AWS Outposts son racks de 42U desplegados en centros de datos para ejecutar diferentes tipos de instancias de EC2, contenedores (Amazon ECS), Kubernetes (Amazon EKS), bases de datos (Amazon RDS), análisis de datos (Amazon EMR) y otros servicios de AWS.

Google se retrasa mientras las tres nubes compiten por el borde

Así como Google ocupa el tercer lugar en la guerra de las nubes públicas, también está tratando de ponerse al día con sus ofertas de edge. Los anuncios más recientes de Google incluyen Anthos at the Edge, colaboraciones con AT&T en la conectividad 5G, y Google Mobile Edge Cloud. La oferta forma parte de Anthos, una plataforma híbrida y multi-nube de modernización de aplicaciones que permite a las empresas desplegar aplicaciones en GCP y en el centro de datos.

Todos los proveedores públicos de cloud computing reconocen que la próxima ola de innovación viene de la intersección de IoT, 5G, y el análisis de aprendizaje automático desplegado en el borde. No van a dejar que las empresas de infraestructura y centros de datos como Dell o HPE dominen este nuevo mercado sin luchar, por lo que su respuesta es llevar sus plataformas de nube, contenedores, orquestación y servicios a los centros de datos del borde y los puntos finales de las telecomunicaciones. Y no están haciendo esto solos: Las nubes públicas se están asociando con las empresas de telecomunicaciones, los proveedores de infraestructura y los principales proveedores de servicios para habilitar sus ofertas.

Pero estos son los primeros días para las soluciones de computación de borde en nube pública. El hecho de que las tres grandes nubes se están tomando en serio la computación de borde solo sirve para subrayar la promesa de la frontera del borde. Ya sea que las empresas elijan soluciones públicas de computación en nube o que opten por construir su propia infraestructura, red y plataformas de computación, pocos querrán quedar fuera de la creciente ola de innovación en el borde.

Volver a la portada