Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Visa impulsa los pagos interoperables con códigos QR EMV

En América Latina y el Caribe

[02/10/2020] Visa anunció el lanzamiento de una solución única de pagos interoperables con códigos QR que está implementada, en esta primera etapa, en Uruguay para luego continuar haciéndolo en el resto de la región. Según lo señalado, esta nueva solución, permite a los comercios y a los consumidores pagar y aceptar pagos sin contacto simplemente vinculando sus tarjetas Visa de crédito, débito o prepago a sus dispositivos móviles para así escanear y pagar.

"Basada en los estándares de la industria EMV, esta nueva solución -fácil de adoptar- supera las limitaciones de los programas basados en códigos QR de circuito cerrado. Además, habilita la aceptación en cualquier lugar y brindando una experiencia consistente y sin dificultades para los usuarios con los mismos estándares globales de seguridad, interoperabilidad y confiabilidad que ofrece la marca Visa, comentó Rubén Salazar, vicepresidente senior de productos e innovación de Visa para América Latina y el Caribe.

Este proyecto piloto, anotó el ejecutivo, ha sido desarrollado en asociación con la firma de tecnología de pago HST y respaldado por Visanet Uruguay. "La nueva solución Escanea y Paga (Scan to Pay) también ofrece una alternativa a las terminales tradicionales (los POS), brindando así una nueva e interesante oferta para pequeñas empresas y micro comercios. La solución estará disponible en Uruguay para los bancos que trabajan conjuntamente este proyecto: el Scotiabank, el banco Itaú y el Santander, quienes lo implementan a través de la billetera digital BIGO.

Agregó que la nueva tecnología Scan to Pay de Visa proporciona a la industria de pagos una solución QR interoperable básica que todos los actores del ecosistema entienden, la cual evita la aparición de múltiples códigos QR que operen bajo sus propios conceptos y mecanismos de seguridad. "También ofrece una experiencia de pago móvil sencilla para los consumidores -que opera como una transacción presencial de tarjeta sin contacto-, al tiempo que ofrece una terminal de pago virtual estandarizada y fácil de usar para los comercios, aprovechando la infraestructura de pagos existente. Los bancos emisores también se benefician, ya que esta solución permite la activación de más consumidores, el desplazamiento de efectivo y el crecimiento de la base de comercios hacia nuevos segmentos, finalizó Salazar.