Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Vertiv: Los cambios en la infraestructura de la salud

[20/10/2020] La actual guerra contra la pandemia mundial tiene un soldado oculto: la infraestructura tecnológica de los centros de salud. Tras bastidores, este tejido poco conocido debe afrontar la actual 'nueva normalidad' que se ha traducido en el incremento de los datos que se generan en clínicas y hospitales, y en el flujo de estos a través de las redes.

Por ello, Vertiv propuso a través de dos seminarios, una infraestructura de tecnología que se debería de tomar en cuenta al momento de afrontar los nuevos requerimientos del entorno de salud. El primer seminario fue un encuentro entre Vertiv y diversos actores del ecosistema de la tecnología para la salud, mientras que el segundo correspondió a la participación de la compañía en una serie de webinars denominado "Healthnology Digital Conference Series.

Telemedicina

El primer webinar estuvo a cargo de Ricardo Duque, vicepresidente de Estrategias para Canales de las Americas de Vertiv. En él, el ejecutivo indicó que la pandemia global trajo consigo cambios en las reglas de la telesalud. Básicamente, esta forma de medicina se había promocionado antes como una manera efectiva de atender a aquellas zonas que por su lejanía no contaban con un centro de salud completo. Su adopción, por tanto, se fue desarrollando lentamente.

Ricardo Duque, vicepresidente de Estrategias para Canales de las Americas de Vertiv.

Sin embargo, con la propagación del virus se ha podido ver que las barreras que impedían la mayor difusión de los servicios de telesalud han ido cayendo. Por ejemplo, señaló Duque, se han flexibilizado las regulaciones que permiten ahora el uso por parte de los consumidores de servicios como Skype o Zoom; además, se han incorporado nuevos proveedores al mercado y se ha permitido -en Estados Unidos- que un médico de un estado pueda atender a un paciente en otro estado.

Además, se han producido avances tecnológicos que incluyen las actualizaciones a la infraestructura de banda ancha en la América rural, y dispositivos médicos conectados a Internet.

De hecho, como sostuvo Duque, "la pandemia sirvió como catalizador para una rápida adopción de los servicios de telesalud.

Los resultados han sido alentadores. El 97% de los pacientes manifestó que se sienten satisfechos con su primera experiencia en telesalud y recomendarían el programa. Además, un millón de norteamericanos están usando monitores cardiacos remotos.

Por el lado de los proveedores, por ejemplo, estos han ahorrado 2.750 dólares por paciente cuando utilizaron la telesalud en lugar de una terapia física presencial, al darles de alta luego de una operación de reemplazo de rodilla. Adicionalmente, el 80% de las citas virtuales de emergencia terminaron resolviendo el episodio de atención sin tener que pasar al servicio de emergencia u otros sitios de atención médica.

Para lograr estas cifras tan auspiciosas, Duque sostuvo que es necesario contar con algunos componentes que son fundamentales para ofrecer un adecuado servicio de telesalud. Estos básicamente se dividen en cinco grupos: la conectividad, el hardware, el software, las videoconferencias y los dispositivos médicos digitales.

Más datos

La segunda presentación -que se realizó en un día distinto a la primera- estuvo a cargo de Gustavo Pérez, director de Ventas Enterprise para México de Vertiv, quien hizo hincapié en la gran cantidad de datos que se están generando debido a la telemedicina.

Gustavo Pérez, director de Ventas Enterprise para México de Vertiv.
Vertiv, infraestructura, Gustavo Pérez, salud

Pérez sostuvo que estamos siendo testigos de una explosión en la cantidad de dispositivos conectados. Si en 1992 se contaba con un millón de estos, ahora se puede llegar a los 50 mil millones, entre los cuales se podrían encontrar objetos tan cotidianos como los cepillos de dientes. Y con la IoT ha aparecido un nuevo concepto: el borde de la red. Este lugar es importante porque, de acuerdo con Pérez, hace posible que las aplicaciones sean viables.

Por otro lado, Vertiv ha especificado cuatro arquetipos de aplicaciones que se pueden encontrar en este borde. Aquellas intensivas en datos, las sensibles a la latencia humana, las sensibles a la latencia 'máquina a máquina' y las cruciales para la vida. Todas ellas con factores comunes: el ancho de banda, la latencia y la confiabilidad. Es precisamente en el último grupo (las cruciales para la vida) donde se encuentra la telemedicina.

Y como señaló su antecesor, estas soluciones generan muchos datos. Se estima que diariamente un hospital genera 3TB de datos y, por tanto, es necesaria una infraestructura que soporte estos requerimientos. Y, nuevamente, la COVID-19 se puede identificar como el catalizador que está impulsando a las soluciones de digitalización de la medicina.

Lo que propuso Vertiv

Los ejecutivos señalaron en ambos casos que la infraestructura TI en salud tiene dificultades para soportar los volúmenes de datos generados por la telesalud, los elementos portátiles, el monitoreo remoto del paciente y los dispositivos médicos de la IoT. Ante ello, la compañía propuso tres acciones a tomar para enfrentar estos desafíos.

Primero propuso generar redundancia en la infraestructura para minimizar las dificultades de la atención al paciente. Esto implica garantizar una conexión confiable a Internet y banda ancha aptar para el volumen de imágenes y datos en alta resolución; establecer una protección con energía de respaldo para las computadoras y dispositivos de red; y tomar en cuenta la soberanía y privacidad de los datos, la seguridad y las regulaciones.

Un segundo paso es modernizar la infraestructura existente para soportar la siguiente generación de capacidades de comunicación, almacenamiento y computación. Esto implica switches, routers, puertas de enlace, infraestructura de almacenamiento, infraestructura para servidores, puertas de enlace en el borde, infraestructura de energía y enfriamiento, y herramientas de monitoreo y gestión.

Finalmente, la tercera propuesta es aprovechar el poder de la computación de borde para soportar ciertas acciones concretas como atender la creciente demanda para proteger, analizar y proteger los datos de la IoT en atención médica a escala; convertir el monitoreo por video en inteligencia actuable, controlar los detonantes operativos en tiempo real y reducir el almacenamiento de datos de la IoT y los requerimientos de transporte; crear depósitos de datos mediante inteligencia artificial para ayudar a los médicos a utilizar más datos a un mayor ritmo para lograr un diagnóstico más preciso; entre otras medidas.

Vertiv mostró los dispositivos que ofrece para satisfacer todas estas demandas. Estos se encuentran agrupados en diversos grupos como las soluciones pequeñas  y de escritorio para la protección del suministro; soluciones de gestión de TI para el escritorio; soluciones de gestión de TI para empresas, salas de control y el borde; soluciones para la protección del suministro; soluciones para la distribución eléctrica; soluciones de gerenciamiento térmico para racks y salas pequeñas; soluciones de monitoreo del gerenciamiento térmico y sensores; soluciones para centros de datos en el borde y microcentros de datos; y infraestructura de energía para centros de datos para implementaciones en el borde y de 5G.