Llegamos a ustedes gracias a:



Primer contacto

Tecnología para los abogados

Foco de Lemontech

[08/12/2020] La cuarentena ha impulsado la adopción tecnológica en todo tipo de empresas, incluso en aquellas en la que parece que el componente humano es el principal, como los estudios de abogados. Efectivamente, Lemontech es una empresa que se especializa en 'hacer la vida más sencilla a los abogados' gracias a un par de herramientas que aligeran el trabajo tedioso que acompaña al puramente legal.

Conversamos con Mariano Werner, CEO Lemontech, quien nos comentó con detalle el impulso que se está experimentando en su industria, y lo que hay detrás del trabajo que se ve en los hombres y mujeres de leyes -y que son el foco de sus productos.

Mariano Werner, CEO Lemontech.

¿Cuáles son los orígenes de Lemontech?

Es una pregunta que tiene dos respuestas. La más directa sería que la compañía se creó en el 2003, en Santiago de Chile. La creó Ignacio Canals, que es un ingeniero de la Universidad Católica. La empresa desde entonces ha crecido y se ha ido especializando. Pero desde el 2010 es más parecida a la empresa que se conoce hoy. Entonces, hay dos momentos, uno en el 2003 y el otro en el 2010 que es cuando se especializa en software para abogados.

Pero también hay otro momento igual de fundacional que es a mediados del año pasado, cuando una parte mayoritaria de la empresa es adquirida por el fondo norteamericano Accel-KKR -que es un fondo de clase mundial, basado en Silicon Valley-. Esta adquisición, junto con las tendencias de digitalización que impactan a todos, acelera el crecimiento. Ahí empieza una nueva etapa.

¿Ofrecen los mismos productos con los que se inició?

La empresa se creó con una idea, pero los productos van evolucionando. Ciertamente, no son los mismos que el 2003, ya que en el 2011 se crearon productos nuevos; pero incluso estos productos han cambiado mucho. Si tomamos las versiones iniciales y las comparamos con las de ahora son muy distintas por la sencilla razón de que invertimos fuertemente en un equipo de ingeniería, que tiene la misión permanente de desarrollar los productos, para que cada vez resuelvan de manera más sencilla los dolores de nuestros clientes; es decir, que hagan más fácil la vida de los abogados.

¿Cuáles son ahora las líneas de negocio?

Tenemos a grandes rasgos dos productos. Uno se llama Time Billing que sirve básicamente para ayudar a los abogados con la tediosa tarea de cargar horas. Yo soy abogado, trabajé en un estudio, y realmente es una tarea muy molesta. El producto permite un buen trackeo del tiempo, una buena carga de las horas y simplifica la facturación; además, permite que el abogado dedique más tiempo a aquello para lo que estudió. Por otro lado, a los que gestionan los estudios, les permite extraer de manera sencilla inteligencia sobre esta información; es decir, qué abogado está generando más valor, cuántas horas se le está cargando a un cliente, o cómo se comportan las cifras con respecto al mes pasado.

El otro producto se llama Case Tracking y básicamente permite realizar el seguimiento de los juicios; particularmente, de los más repetitivos. Si tengo que llevar cinco juicios, no necesito tanta ayuda; pero si tengo 100 juicios o más, necesito de una herramienta que me avise de las novedades como cuándo se ha notificado una causa, en qué estado se encuentra, cuál es la última actuación que se dio. Este sistema permite todas esas notificaciones y el seguimiento de los juicios online, lo cual ha sido muy ventajoso debido a la cuarentena. Me puedo enterar y saber todo lo que está pasando con mis juicios desde mi casa.

Y esto le sirve tanto al abogado que está llevando el juicio, como a las empresas que tienen muchos juicios y que contrata abogados; así estas empresas saben en qué estado están los juicios, sin tener que preguntar al propio abogado que está lleva el juicio.

¿Cuál es la receptividad de los estudios de abogados?

Ha sido superbuena. Y esto se debe a que hay un antes y un después del 2020 -por lo que hemos tenido que vivir-; la gente le ha perdido el miedo a la tecnología porque aporta mucho valor. Por ejemplo, en el caso de Time Billing, la alternativa es hacerlo a través de una hoja de cálculo, luego enviar el archivo -que puede tener muchos errores- a una persona que consolida los datos. Algo que puede ser muy engorroso. El producto es mucho más fácil y robusto. Sin embargo, aún falta avanzar. Hay muchos abogados que tienen sus métodos tradicionales, pero en verdad hay un antes y un después del 2020.

Otro factor de la buena receptividad es la madurez de los productos. Como invertimos fuertemente en un área de productos para mejorarlos, cada vez estamos resolviendo de mejor manera los problemas de nuestros clientes. Eso hace que cada vez los clientes le vean más valor. Somos muy optimistas con todo lo que se viene.

¿Cuándo comenzaron a salir hacia otros países, en especial a Perú?

En Perú comenzamos a vender en el 2011 y luego abrimos una oficina. De hecho, Perú fue el primer país al que salimos, por cercanía, por forma de operar fue un país que rápidamente se transformó en un país foco para nosotros, y en el que comenzamos a tener clientes en el 2011. Y ya en el 2018 abrimos una oficina comercial.

¿Los productos están dirigidos a todo tipo de estudios de abogados?

En verdad a cualquiera, pero diría que nuestro mercado más fuerte, que es Tracking, son los estudios o empresas que tienen un número relevante de juicios. Ahí es donde agregamos más valor. Y por relevante me refiero de 100 causas o más. Y en Time Billing el estudio debe tener un tamaño suficiente para que tenga sentido.

¿La solución es un SaaS?

Sí y se factura, en Time Billing, por cantidad de usuarios, y en Tracking por cantidad de causas.

¿Desea agregar algo?

Perú es un país clave para nosotros; actualmente estamos en vías de más que duplicar el equipo que tenemos. Y por el lado comercial, en verdad vamos a apostar fuerte por el Perú porque vemos que se está dando la conjunción entre el producto que tenemos y el momento, va a haber un salto fuerte.

Primer Contacto

Más »

Casos de éxito

Más »