Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Retos del Covid-19: Blockchain, seguridad, y transformación

[09/12/2020] La pandemia del Covid-19 se ha convertido en el acelerador en la adopción de tecnologías que permitan atender una nueva realidad en donde prima lo digital. No solo se trata de adopciones ligadas a la nube, sino de innovación en todos los niveles, nuevos usos del Blockchain y renovadas estrategias de seguridad, comentó Javier Hoyle, CEO de Everis.

Everis ha realizado a lo largo del año una serie de conversatorios -everisTalks TV- con diversos de sus clientes sobre los distintos desafíos que conlleva la Transformación Digital impuesta por la pandemia. A continuación, se exponen las ideas y proyectos presentados en las últimas tres sesiones. 

Certificados con Blockchain

Con la pandemia, todo lo que se hacía en papel fue necesario replantear rumbo a su alternativa digital, advierte Yolanda Torriani, presidenta de la Cámara de Comercio de Lima (CCL). Ya se venía trabajando en la conversión de una serie de procesos, pero ante esta emergencia sanitaria que impedía la movilización social, vimos necesario acelerar los planes y tomar tecnologías como Blockchain para certificar documentos de sus asociados de forma digital y segura, explicó.

CCL empezó a implementar el Certificado Único de Registro (CUR DIGITAL) con la tecnología Blockchain. La intención fue facilitar el acceso a un servicio infalsificable que permita certificar protestos y moras en forma digital, algo que antes emitían de manera física en papel membretado y foliado, complementó Pablo Ramírez, gerente de sistemas de la CCL. "El Impacto es positivo. No conozco otra cámara de comercio que haya implementado algo así, subrayó.

El proyecto, implementado con Everis, incluye el uso de esta tecnología para la certificación de otro grupo de documentos. Luego de esta experiencia, dentro de un par de meses, estará lista la certificación y emisión digital del laudo arbitral del Centro de Arbitraje de la CCL, el cual tiene un valor equivalente al de un fallo judicial, comentó. Y más adelante la emisión de títulos profesionales, certificados y diplomas con certificados de origen validados con Blockchain.

Esta iniciativa de la CCL es parte de algo más global. El BID Lab, laboratorio de innovación del Grupo Banco Interamericano de Desarrollo (BID), ha desarrollado en esta coyuntura una propuesta para montar toda una red de identidades digitales en la región, que ya tiene 50 nodos funcionando y busca generar un clima de confianza y un ecosistema seguro en la región. La CCL, con todos estos proyectos, entra aquí como una emisora de identidades digitales que acrediten información que permite intercambiarla de forma confiable en el continente, detalló Juan José Miranda, director de Digital Technology, Innovation and Labs & Digital Lab Blockchain de Everis.

"Mientras más actores estén en el ecosistema de confianza será más fácil intercambiar información usando una misma red de manera eficiente. El ciudadano estará al medio, con su identidad digital, y los actores [gremios, organizaciones civiles, Estado, empresas] intercambiarán información oficial e inmutable de ellos que potenciará y acelerará a toda la cadena productiva y comercial, comentó.

Everis, Asociación de emprendedoras
Emprendimientos acelerados

El 2020 ha sido el año de la aceleración, reafirmó Yvanna Bernasconi, directora ejecutiva en la Asociación de Emprendedores del Perú (ASEP). El emprendedor tradicional ha tenido que ver todas las iniciativas digitales como aliadas, y generar alianzas e implementaciones rápidamente para poder seguir operando, explicó. Como ejemplo tenemos al artesano de la selva que se conecta con un proveedor de plataformas de la capital para que le monte su tienda en línea. El siguiente reto es que lo hagan buscando la productividad y no solo sobrevivir, añadió. 

Con relación a las inversiones en innovación, se ha visto un mayor interés en innovar de la empresa en general, y se ha acelerado e incrementado la búsqueda de iniciativas interesantes entre las pequeñas empresas por parte de las grandes corporaciones, comentó Javier Salinas, director del Centro de Emprendimiento e Innovación de la Universidad Pacifico. Como ejemplo citó a Mibanco, que ha elegido entre 104 presentaciones a cinco pequeñas que proponen soluciones para implementar en sus plataformas de servicios. "Saben que conectarse con las startups innovadoras es más barato, rápido y eficiente que llevar todo un proceso interno de creación, recalcó. 

Este año también ha servido para aprender a ser mejores innovadores, agregó Jose Deustua, director de Utec Ventures. Ha sido más claro que las iniciativas deben enfocarse en el usuario para entender el problema que lo aqueja y resolverlo, porque no volveremos a la realidad pre-pandemia.

También quedó demostrado que la tecnología es solo una herramienta y si no resuelve esa necesidad identificada, no sirve. Y no se ha tenido tanto tiempo para tener miedo al fracaso: el emprendimiento arrancaba, se validaba y si no caminaba se aprendía y empezaba otro, comentó. "No te casas con el proyecto. No puedes ser terco, enfatizó.

Everis, Banco Pichincha
Mayor foco en ciberseguridad

"Ha sido inevitable. Todos hemos puesto más foco en la ciberseguridad. Ganó prioridad, enfatizó Arturo Simich, gerente de seguridad de la información del Banco Pichincha. Con la implementación del teletrabajo se vivió un punto de inflexión que conlleva un desafío de seguridad en el control de los ataques a los colaboradores conectados de forma remota porque creció en forma exponencial el fluido de ataques, agregó Luis Quispe, gerente de seguridad en Everis.

"Nadie pensaba ni estaba preparado para tener al 70% de sus colabores en remoto. Eso generó un reto de diseño de procedimientos rápidos, seguros, confiables, y todo un trabajo de concientización no solo con los usuarios sino también con sus familiares, porque los delincuentes se vuelven cada vez más ingeniosos, resaltó Arturo Simich.

Los ataques han venido de múltiples formas, detalló Luis Quispe, e implica innovar en la seguridad de los escritorios remotos. Hubo desde quienes aprovechaban las versiones no actualizadas del Zoom hasta la liberación de código de Citrix como trampolín, añadió.

Todo esto sirvió para recordar la importancia de contar con suficientes partners de confianza. "Un grupo interno no es suficiente, recalcó Arturo Simich. "Antes nos veían como exagerados cuando hablábamos de cuidar todos los eslabones para proteger la información. Hoy están más claros los peligros, añadió. 

Está claro que el camino, complementó Luis Quispe, es la combinación de la variable herramientas y personas. Se ha hecho necesaria una estrategia de seguridad para medir las vulnerabilidades tolerables, monitorear procedimientos y realizar una serie de tácticas útiles para los objetivos del negocio, dijo. Además, se necesitó ser creativos sobre cómo hacer las revisiones, cómo consolidar una adecuada protección, e ir descubriendo mejoras para lo que no estaba siendo administrado adecuadamente, remarcó Simich. El aprendizaje ha sido intenso, finalizó.