Llegamos a ustedes gracias a:



BrandPost

Red Hat e Intel: El eje tecnológico para la multinube de las Telcos

Patrocinado por RED HAT

Por: Hanen García, Global Telco Solutions Manager en Red Hat.

[15/02/2021] Los proveedores de servicios de comunicaciones (CSP) y las empresas que buscan liberar el poder del 5G se enfrentan a una nueva serie de desafíos en el ámbito operativo. Estos incluyen cómo elaborar e implementar una estrategia de infraestructura común en toda la red capaz de brindar flexibilidad y automatización en la nube, disminuir el costo operativo y permitir la elección de soluciones de un ecosistema de múltiples proveedores.

Respaldados por una colaboración que mantienen desde hace décadas, Intel y Red Hat están anunciando la evolución de esta relación estratégica para acelerar la provisión de infraestructuras automatizadas nativas de la nube para los nuevos servicios 5G. Red Hat e Intel planean coordinar los esfuerzos de sus respectivas áreas de I&D para ayudar a introducir más rápidamente la innovación de las redes 5G, y las características relacionadas en los proyectos de desarrollo open source (por ej., Kubernetes). La intención es agilizar la llegada de estas nuevas tecnologías a los clientes como ofertas comercializadas y con el debido soporte. Nuestros clientes terminarán beneficiándose de soluciones más completas a medida que transforman sus redes -pasando de la nube a la red y de la red al edge- para una variedad de casos de uso y servicios nuevos.

Los arquitectos de red cuentan con una cantidad casi infinita de soluciones de hardware que ofrecen una amplitud de opciones abrumadora. Cuando el silicio y el software se piensan desde cero para que trabajen en conjunto, las organizaciones acceden a la oportunidad de optimizar las aplicaciones y los procesos de negocio. La combinación de nuestra labor técnica y nuestros conocimientos, enraizados en el open source, permite a las compañías de telecomunicaciones implementar redes nativas de la nube con mayor rapidez.

Red Hat OpenShift acompaña a los proveedores de servicios en su transición hacia las redes 5G nativas de la nube, en particular hacia los objetivos que plantean la 5G RAN y 5G core. Con OpenShift es posible gestionar cargas de trabajo y crear aplicaciones nativas de la nube, al mismo tiempo que se potencia la productividad del desarrollador. Esto se complementa con un conjunto completo de silicio, software y herramientas de Intel con numerosas funciones, que incluyen procesadores escalables Intel Xeon, adaptadores de red Intel Ethernet, el software de referencia FlexRAN y el kit de herramientas de software para edge computing OpenNESS (Open Network Edge Services Software).

Con esta combinación de tecnologías, los proveedores podrán desarrollar funciones de red nativas de la nube capaces de aprovechar los beneficios de la infraestructura acelerada y los recursos del sistema 5G. A su vez, los proveedores de servicios de comunicaciones también se beneficiarán de contar con modelos de implementación flexibles, ya sea en modo local como bare metal, o a través de la nube pública o híbrida. La arquitectura de Intel y Red Hat OpenShift forman el eje tecnológico de una estrategia de arquitectura de nube híbrida y multinube para la nube telco, que también contempla múltiples proveedores. Asimismo, las empresas se benefician de una gestión y orquestación unificadas, desde el edge hasta la nube.

Innovación en la red y el edge

Este trabajo conjunto para alcanzar un futuro containerizado no es nada nuevo. A comienzos de este año, Red Hat e Intel anunciaron la creación de un servicio de onboarding y un banco de pruebas basados en la nube para funciones de red que admite tanto funciones de red virtualizadas (VNF) como funciones de red nativas de la nube (CNF). Red Hat e Intel han tenido diversos socios a través del laboratorio, y están comprometidos con el ecosistema de 5G Core y RAN para ampliar el laboratorio de este año. Las áreas de innovación desarrolladas abordarán los siguientes temas:

  • Multinube híbrida con servicios de aplicaciones Red Hat OpenShift sobre la 2ª generación de procesadores escalables Xeon de Intel, que maximiza la agilidad y optimiza la eficiencia al facilitar una conexión flexible pero consistente entre las infraestructuras empresariales en el lugar y las ofertas de los proveedores de servicios multinube. Las organizaciones tendrán la libertad de implementar más fácilmente las aplicaciones que necesiten en el momento en que las necesiten.
  • Optimización de la infraestructura de Red Hat OpenShift Container Storage, Red Hat OpenShift y Red Hat Enterprise Linux (RHEL) con tecnología Intel por medio de un portfolio de Red Hat Certified Operators, que potencia el rendimiento, la seguridad, la concientización de la plataforma, la telemetría y el plano de control y de datos nativos de la nube con la ayuda de OpenNESS, para ofrecer un nivel totalmente nuevo de conocimientos y gestión operativa.
  • Mejoras en el controlador de red de Red Hat OpenShift, a través de tecnología Intel, que maximizan la capacidad de las organizaciones de brindar mayor visibilidad de la red y control a los partners de nube, además de una calidad de servicio diferenciada. Esto potencia las operaciones, la administración y el mantenimiento mejorados (OAM) a través de la aplicación dinámica de parches y actualizaciones y la gestión del ciclo de vida.
  • Soluciones programables potenciadas, implementadas a través de una plataforma optimizada basada en procesadores Intel Xeon, múltiples adaptadores de red Intel Ethernet E810 de 100Gbps con personalización dinámica de dispositivos (Dynamic Device Personalization - DDP) y versiones futuras de RHEL. Para las soluciones de núcleo inalámbricas, el proceso programable potenciado presente en DDP permite un procesamiento más profundo y variado de la cabecera del protocolo de la función de plano de usuario 5G (UPF).
  • * Optimizaciones de la vRAN basadas en una arquitectura de referencia conjunta que ayudan a lograr un plan de infraestructura 5G vRAN sumamente optimizado y de alto rendimiento sensible al factor tiempo, utilizando Red Hat OpenShift Container Platform y OpenNESS Kubernetes Operators. Estas optimizaciones se certificarán con los proveedores de hardware que diseñen soluciones vRAN de hardware optimizado y el ecosistema de proveedores de aplicaciones vRAN CNF.
  • Camino a la computación heterogénea, que facilita que las organizaciones adopten una arquitectura de edge con el hardware que prefieran. Esto puede propiciar un máximo rendimiento del plano de datos en los entornos nativos de la nube, seguridad de los nodos del edge y soporte para entornos informáticos heterogéneos, lo cual incluye CPU, GPU, FPGA, aceleradora SmartNIC y la memoria persistente Intel(r) Optane DC.
  • Servicios de red en el edge optimizados para las implementaciones en el edge, que incluyen dispositivos de edge para VNF/CNF y tecnología inalámbrica privada (LTE y 5G). Proporcionan componentes escalables y repetibles para atender las demandas de las aplicaciones en el edge, permitiendo a las operadoras y a las empresas escalar sus implementaciones comerciales en ese entorno.  Asimismo, Red Hat OpenShift y la tecnología Intel combinadas con el ecosistema de VNF/CNF en torno a los casos de uso de SD-WAN, redes y seguridad para el edge empresarial/uCPE proporcionan una base sólida sobre la cual los proveedores de servicios pueden diseñar sus servicios y una vía para que las empresas se beneficien de la gestión y orquestación unificadas.
  • Conjuntos de herramientas robustos para los desarrolladores en el edge con la atención puesta en la inteligencia artificial, el machine learning y la distribución de medios para casos de uso en el edge claves que utilicen Open Visual Cloud, OpenNESS y OpenVINO. Estos conjuntos habilitarán un nuevo nivel de conocimientos en el edge mediante kits de desarrollo de software basados en principios open source que propician el desarrollo ágil.

Observaremos cómo los CSP y las empresas adoptan las arquitecturas nativas de la nube en toda la red para lograr flexibilidad, agilidad y escalabilidad. A través de arquitecturas de referencia conjuntas y áreas de colaboración más amplias, Intel y Red Hat concentran sus fuerzas en simplificar los retos y las complejidades que plantea el migrar hacia estas nuevas arquitecturas. Conozca más acerca de la colaboración entre Red Hat e Intel aquí y aquí.