Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Políticas Públicas e Industria TIC: Hacia dónde vamos

[23/02/2021] El lunes pasado se realizó la "Cumbre de Políticas Públicas e Industria TIC en Latinoamérica: Conectados para la prosperidad compartida, un evento organizado por Huawei, EFE y DPL Group, en el que se abordaron temas en relación con la forma en que la industria tecnológica está ayudando al mundo a crecer, especialmente en un entorno postpandemia.

La lista de expositores en esta cumbre incluyó a representantes de organizaciones privadas y gubernamentales, entre las cuales se encontraba el Ministerio de Transportes y Comunicaciones del Perú, que tuvo como expositor al propio ministro Eduardo González. Este junto con los demás expositores, abordaron temas que iban desde las estrategias para lograr la conectividad digital de los ciudadanos, hasta la transformación y la economía digitales.

Catherine Chen, vicepresidente senior y directora de Consejo Directivo de Huawei.

El evento comenzó con las palabras de Catherine Chen, vicepresidente senior y directora de Consejo Directivo de Huawei.

La ejecutiva sostuvo que el año pasado cambió muchas cosas, pero incluso en ese contexto la tecnología fue un factor importante para poder cumplir con las metas de sostenibilidad de la ONU. Sin embargo, es necesario llegar a un consenso sobre la tecnología, ya que la tecnología es la que fomenta el progreso de la humanidad. De hecho, todas las revoluciones recientes se han basado en la tecnología. Por tanto, es necesario combatir la desconfianza que existe hacia la tecnología.

La 5G, por ejemplo, mejora la productividad; pero, nuevamente, es necesario llegar a consensos sobre la tecnología y evitar su mal uso. Estas acciones no son nuevas, desde la revolución industrial se han tenido que tomar medidas para que la tecnología pueda sobrellevar el temor hacia ella.

"Necesitamos confiar en la tecnología, para que ésta pueda usarse plenamente, indicó la ejecutiva.

Hay que comenzar con pequeños pasos que lleven a un consenso, aunque sea complicado y, para lograrlo Huawei, está soportando los avances tecnológicos que se están produciendo en favor de la humanidad.

Un ejemplo son las soluciones fotovoltaicas que ayudan a reducir las emisiones de carbono. Con ello se podrá cumplir con las metas de sostenibilidad de las Naciones Unidas.

Bruno Ramos, director regional para las Americas de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT).
Políticas públicas, industria TIC, Huawei, Bruno Ramos, UIT
El mundo postpandemia

El siguiente expositor fue Bruno Ramos, director regional para las Americas de la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT). Ramos presentó la exposición "Resiliencia digital frente a la pandemia causada por el COVID-19. En esta presentación, el ejecutivo ofreció información sobre las acciones que ha realizado o va a realizar la UIT para seguir desarrollando el sector de las telecomunicaciones en tiempo de pandemia.

Primero, Ramos describió el papel de las telecomunicaciones. De ellas dijo que su papel principal -mantener a las empresas, gobiernos y sociedades conectados y en funcionamiento- está más claro que nunca. En los últimos meses, los usuarios de Internet han confiado en soluciones de conectividad, incluida la llamada 'conectividad de última milla' para conseguir información, mantener el distanciamiento social y trabajar desde casa.

Sin embargo, el entorno no ha sido ajeno a las complicaciones. Ramos indicó que han aparecido desafíos en la prestación de los servicios de telecomunicaciones y TIC como la demanda extrema de servicios por parte de los hogares, las necesidades de los servicios de salud y hospitales en situación de estrés, la aparición de patrones de demanda nuevos e inusuales, y los cierres y barreras asociadas para garantizar el distanciamiento social y detener o ralentizar la propagación de coronavirus.

¿Qué se ha hecho como respuesta a estos desafíos? Se ha generado la Agenda de Acción de la Comisión de Banda Ancha. Esta se basa en tres pilares: la conectividad resiliente, el acceso asequible y el uso seguro de los servicios en línea para lograr sociedades informadas y educadas.

Además, existe un plan de acción conjunto entre la UIT, el Banco Mundial, la GSMA y otras instituciones. Este busca incrementar el ancho de banda, fortalecer la resiliencia y la seguridad de las redes y gestionar la congestión; conectar servicios vitales y asegurar la continuidad de los servicios públicos para salvaguardar el bienestar de las poblaciones; impulsar modelos de negocios digitales y de tecnología financiera para respaldar a las empresas y comunidades más afectadas; promover la confianza, seguridad y protección en línea; y aprovechar el poder del big data móvil.

Alejandro Adamowicz, director de Tecnología y Engagement Estratégico de GSMA Latinoamérica.
Alejandro Adamowicz, GSMA Latinoamérica, Huawei, Políticas públicas, industria TIC
La economía móvil

La siguiente ponencia estuvo a cargo de Alejandro Adamowicz, director de Tecnología y Engagement Estratégico de GSMA Latinoamérica, quien comenzó su disertación compartiendo algunas de las proyecciones del reporte Economía Móvil de Latinoamérica. Uno de los puntos destacados de este informe, señala que la región ha llegado a los 440 millones de suscriptores únicos, es decir, el 70% de la población.

También se afirma que el mercado móvil de la región va a alcanzar algunos hitos muy importantes en los próximos cinco años. Por ejemplo, el 2022 vamos a tener alrededor de 15 millones de conexiones 5G, 500 millones de latinoamericanos conectados a smartphones, y más de 400 millones de suscriptores a Internet móvil para el 2025.

Esto está respaldado por una gran cantidad de inversiones que los operadores están realizando, que suman alrededor de 99 mil millones de dólares en infraestructura en los próximos cinco años. También es importante mencionar la relevancia que está teniendo la industria móvil en la economía regional: tan solo en el 2020 el 7% del PBI proviene de la economía móvil -lo que equivale a 144 mil millones de dólares- y se emplea a más de 1,4 millones de personas en forma directa e indirecta.

El ejecutivo también señaló que la pandemia nos deja dos aprendizajes. Uno es la excelente respuesta que han tenido las redes. En pocos días el tráfico de las redes creció hasta casi 50% en algunos casos y no ha habido problemas significativos en ningún país.

Y el segundo es el crecimiento acelerado de la transformación digital. Se ha avanzado cinco años en un solo año en cuanto a transformación digital. Las empresas y las personas han abrazado la tecnología, y esto ha generado el crecimiento del comercio electrónico y el cambio en la forma de trabajar.

La nube merece un párrafo aparte, ya que gracias a la infraestructura de la nube como soporte de las aplicaciones -sobre todo de las colaborativas- se ha demostrado como una verdadera herramienta para la continuidad del negocio. Hay empresas que tienen al 100% de su personal trabajado de forma remota gracias a la nube, y esto está generando un crecimiento adicional en la nube de 30% en los próximos años, debido al crecimiento de segmentos como el retail, salud y gobierno.

El entretenimiento también ha crecido. Los servicios de streaming han crecido en 50% y los servicios y productos de gaming subieron 60%, lo que contribuyó también al incremento del tráfico.

En este contexto, dijo el ponente, se puede vislumbrar para el futuro algunas tendencias. Una de ellas es la inteligencia artificial. Si bien no es algo nuevo, es una oportunidad para que las economías de la región den el salto hacia una mayor innovación y progreso económico. Se señala que el uso de la inteligencia artificial va a agregar un punto de crecimiento al PBI de países como Argentina, Brasil, Chile, México y Colombia al 2035.

En cuanto a la 5G, esta tecnología va a dotar a las economías de una dosis adicional de productividad. Y esto se va a producir porque todas las aplicaciones que tienen que ver con la automatización de procesos, van a ser posibles gracias a esta tecnología. Ese incremento de productividad se estima en 20% a 35% para el caso del capital humano, y 20% a 25% en el caso de los recursos y en el uso de activos. Las industrias que se beneficiarían en la región serían el agro, la minería, el transporte y la manufactura industrial. Entonces, se podría hablar de un "factor 5G en la nueva productividad.

Lo bueno, dijo Adamowicz, es que la región está adoptando la 5G. Se sabe de lanzamientos concretos en Uruguay, Brasil y Argentina, hay pruebas avanzadas en Colombia y Chile, y licitaciones confirmadas en Brasil, Chile y República Dominicana. De hecho, GSMA estima unas 62 millones de conexiones para el 2025; es decir, 9% del total de conexiones.

Cómo estamos en el Perú

Como se señaló líneas arriba, uno de los ponentes fue el ministro de Transporte y Comunicaciones, Eduardo González, quien ofreció un panorama amplio de la situación peruana y de las acciones que está realizando el gobierno para lograr una conectividad más amplia y democrática para el país.

Eduardo Gonzáles, ministro de Transporte y Comunicaciones de Perú
Eduardo Gonzáles, ministro, polítcas públicas, Industria TIC, Huawei

El ministro indicó que las tecnologías digitales, la infraestructura de comunicaciones y el acceso a las mismas son fundamentales para paliar los efectos de las medidas de contención de la pandemia. Sin embargo, existen brechas en el acceso a estas tecnologías.

González indicó que en zonas rurales solo el 8,2% de los hogares tiene acceso a Internet fijo, mientras que en zonas urbanas el 41% accede a este servicio; además, solo el 26% usa Internet fijo o móvil frente al 70% en zonas urbanas. En el contexto actual la brecha digital es más visible y profundiza las desigualdades.

Y estas desigualdades se notaron porque hubo un incremento en la demanda durante la pandemia de COVID-19. El tráfico de datos aumentó en 45% en las redes móviles y en 61% en las redes fijas, lo que podría constituirse en una oportunidad para acelerar la transformación digital.

Pero ¿qué estrategia se va a implementar para reducir la brecha digital? González indicó que se han implementado estrategias para reducir la desigualdad y cubrir la demanda del mercado.

La estrategia se divide en acciones en el sector público y acciones sobre la relación entre el sector privado y el sector público. Dentro del primer grupo se encuentran las acciones para reordenar las metas de los proyectos regionales de banda ancha. Para julio del presente año, con una inversión de 2.451 millones de dólares, se espera tener 12 proyectos en operación, seis en ejecución y seis en estudios. Para el 2022 y el 2023, con una inversión de 5.217 millones de dólares, se espera tener 24 proyectos en operación.

Políticas públicas, Huawei, Industria TIC, Planes Perú

Con estos proyectos se brindará conectividad a 14.436 instituciones públicas y se catalizará las inversiones privadas. Para el 2023 se espera que 8.431 localidades estarán conectadas gracias a la infraestructura de los proyectos regionales.

Otra de las acciones en el campo del sector público es el Plan Todos Conectados, el cual busca eliminar la brecha de la conectividad en las regiones del país a través de tres líneas de acción. La primera es la implementación de Internet satelital en cuatro regiones de la selva, en 1.151 instituciones públicas; la segunda es la implementación de 6.486 plazas Wi-Fi en zonas rurales; y la tercera es la implementación de mil centros de acceso digital (CAD).

Políticas públicas, industria TIC, Huawei, planes Perú

En el sector privado también se han implementado tres líneas de acción. La primera es el impulso de los pagos del canon para ampliar la cobertura en las localidades no conectadas; hasta el 40% del canon se podrá pagar con la ampliación de la infraestructura en zonas rurales no conectadas.

La segunda es la renovación de títulos habilitantes, con lo cual se espera renovar 16 contratos que implican una inversión de 450 millones de soles para el presente año, lo cual beneficiará a 829 localidades.

Finalmente, la tercera línea de acción es el concurso de bandas de espectro, con lo cual se espera una inversión de mil millones de soles durante el presente año, que beneficiarán a 1.870 localidades.

En cuanto a la 5G, el ministro sostuvo que esta tecnología permitirá brindar una mejor conectividad y una mayor velocidad de Internet. Actualmente, dos operadores han solicitado autorización para iniciar el despliegue de tecnología 5G con sus asignaciones actuales de espectro en los próximos meses. En marzo se abrirá la ventana para para autorizar pilotos 5G contra una asignación temporal del espectro que permita probar la tecnología. Finalmente, en la actualidad se está por completar la etapa de planificación para el nuevo concurso de bandas de 3,5 GHz y 26 GHz que se utilizarán para la masificación de la 5G.

Los arquetipos de la economía digital

Luego de la presentación de González se realizaron dos ponencias más que analizaron lo avanzado por México en el campo de las telecomunicaciones. Alejandro Novoa, líder de Transformación Digital de las Américas de Arthur D. Little, realizó un análisis de la situación mexicana dentro de la industria digital señalando que el país podría convertirse en uno de los siete arquetipos de la economía digital, lo que dio pie a que presentara estos arquetipos.

Novoa indicó que México tiene el potencial para convertirse en una fábrica global, uno de los siete arquetipos de la economía digital. Los otros seis son el Hub de Innovación, el Prosumer Eficiente, el Service Powerhouse, el Business Hub, el ICT Patron y el ICT Novice. Estos se encuentran posicionados en la cadena de valor de las TIC y difieren de acuerdo con el valor que tienen dentro de ella.

A su vez, la cadena consta de cuatro partes: la de diseño de productos y desarrollo de productos, la de producción, la de comercio y la de consumo. En la primera parte se encuentran los arquetipos de Hub de Innovación y Prosumidor Eficiente; en la segunda se encuentra el Service Powerhouse y la Factoría Global; en la tercera se encuentra solo el arquetipo de Business Hub; mientras que en la última se encuentran el ICT Patron y el ICT Novice.

México desea posicionarse como Factoría Global ya que tiene como factor dominante dentro de la cadena de valor de las TIC una mano de obra económica, uno de los seis factores que forman parte de la cadena de valor. Otro factor es la ausencia de un factor significativo, con lo cual un país solo puede aspirar a ser un ICT Novice; es decir, un país que recién comienza en la adopción de las TIC.

Otro de los factores dominantes es el ambiente de negocios que es importante si un país desea ser un Business Hub. Por cierto, un país que aspira a ser un Business Hub no solo debe tener como factor el ambiente de negocios sino también, aunque en menor medida, costos laborales bajos y una infraestructura digital local. Los otros dos factores dentro de la cadena de valor son una fuerza laboral con habilidades y capacidad de innovación.

El panel

Al final de la Cumbre se realizó un panel en el que se dieron más cifras, se mostraron ideas sobre el avance de la tecnología y se expusieron interesantes enfoques, como el de José Guridi, asesor del Ministerio de Economía de Chile. Guridi sostuvo que ahora podemos establecer tres ideas sobre la transformación digital. La primera es que ahora debemos pensar en la regulación y la institucionalidad de manera más flexible.

La segunda idea es que la transformación digital es transversal y nos exige realizar políticas públicas que tomen en cuenta no solo a los expertos sino también a los usuarios. En Chile, para el caso del uso de la inteligencia artificial, se consultó a unas siete mil personas en mesas redondas donde se abordaba como se iba a utilizar esta herramienta.

Finalmente, la tercera idea establece que la transformación digital es obligatoria y, por tanto, es necesario que cada país pase por ella conociendo cuáles son sus fortalezas. Al conocer sus fortalezas se podrían establecer políticas públicas adecuadas. Por ejemplo, en el caso de Chile, su fortaleza es el clima desértico que permite buenas observaciones astronómicas. Todo esto genera una gran cantidad de datos que hay que manejar. Luego, la experiencia de ese manejo de datos se puede extrapolar a otros sectores.

Luego del panel fue el momento de las palabras finales. César Funes, vicepresidente de Asuntos Públicos de Huawei Latam, fue el encargado de ofrecer estas palabras.

Funes sostuvo que el 2020 fue diferente para todos, pero la tecnología fue la que nos permitió seguir funcionando, y combatir a la COVID-19. LA 5G, la inteligencia artificial, la nube y tecnologías similares han acelerado la transformación digital, no solo eso, también han mejorado la productividad.

Pero todas ellas no tienen sentido si no se pueden usar y, por tanto, es necesario cerrar las brechas, indicó Funes. Entonces, no basta con tener la conectividad, sino que también son necesarias las aplicaciones y las habilidades para manejarlas.

Entonces, necesitamos más aplicaciones para el entorno local y asegurar que las pequeñas empresas las puedan usar; además, necesitamos atender la falta de recursos digitales.