Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Ecos de la Red Hat Summit 2021

[06/05/2021] La Red Hat Summit 2021 ya terminó hace unos días, al menos la primera parte de ella -habrá dos más en lo que resta del año. Sin embargo, luego de la reunión se produjo una mesa redonda en donde el periodismo especializado de la región tuvo la oportunidad de conversar con dos ejecutivos de la firma para despejar las dudas que pudieron haber quedado.

De der. a izq.: Thiago Araki, director de la oficina de tecnología de Red Hat Latinoamérica; y Paulo Bonucci, vicepresidente y gerente general para Red Hat Latinoamérica.

En una mesa redonda con Paulo Bonucci, vicepresidente y gerente general para Red Hat Latinoamérica, y Thiago Araki, director de la oficina de tecnología de Red Hat Latinoamérica, se habló sobre el impacto de la pandemia, el avance del sector público en el uso de las tecnologías open source, la nube híbrida e incluso el open banking en nuestros países. Con estas preguntas se complementó el panorama del avance de las tecnologías abiertas desde la perspectiva de Red Hat.

[Red Hat Summit 2021: Los-primeros anuncios]

La pandemia

"La pandemia fue un fenómeno complejo para todos nosotros. Algo que marca este momento es la resiliencia que tenemos en América Latina. Pasamos por tantos momentos desafiantes y retadores que nos hizo crecer una piel más gruesa para soportar estos desafíos, sostuvo Bonucci cuando se le interrogó sobre el impacto que tuvo la pandemia sobre la región.

Las empresas y las personas no solo desarrollaron la resiliencia de la que habla el ejecutivo, sino que también aceleró sus procesos de transformación digital. Las empresas de todo tamaño tuvieron que transformarse, tanto para sobrevivir como para evolucionar e innovar. Y, por supuesto, Red Hat tuvo un papel en estos procesos ya que no solo brindó la tecnología sino también animando el deseo de transformación.

Araki, por su parte, hizo énfasis en dos elementos: la nube y el control. La nube permitió el crecimiento a escala para las empresas, mientras que otras tecnologías diversas ayudaron a las organizaciones a tener un mayor control de sus entornos, especialmente utilizando la automatización.

"Pero el mayor cambio ha sido cultural. Las personas se tienen que reinventar, hay un componente de trabajo diferente, trabajo remoto, de hacer las cosas de forma más ágil y probar, ya que éstas son situaciones nuevas en la industria. Las empresas necesitan la cultura open source para pasar por esta situación, detalló Araki.

Y aunque generalmente se habla de las empresas, no hay que olvidar que en este año los Estados han sido un actor muy importante de la continuidad de la economía y del cuidado de la salud. Desde esta perspectiva, como señala Bonucci, los Estados han realizado inversiones significativas, especialmente en los campos de la eficiencia operativa, es decir, en el manejo de los costos a través de la gestión de los sistemas de información; y de la creación de aplicaciones públicas para ofrecer servicios a la población. La tecnología de los contenedores y de Red Hat OpenShift fue uno de los propulsores de este movimiento, de acuerdo con Bonucci.

Un ejemplo de este accionar gubernamental es el caso del Ministerio de Salud de Argentina. Esta entidad implementó una solución de interoperabilidad entre las diferentes entidades del país -como las municipalidades- la cual, posteriormente, pudo ser utilizada durante la pandemia para implementar un tablero para el control y la visibilidad de la situación sanitaria del país; todo basado en open source y OpenShift.

La nube híbrida es otro de los temas que se pusieron de relieve durante la cumbre, y que se trataron también en la mesa redonda. Sobre ella Bonucci sostuvo que su adopción se ha dado a un buen paso en América Latina. Los factores que se encuentran detrás de esta tendencia son, primero, que simplemente las empresas tienen que vivir y evolucionar, atender mejor a sus clientes; y, segundo, existe una buena oferta de servicios y tecnologías, todas las compañías de hiperescala se encuentran en la región, al igual que los proveedores de nube.

Y algo similar ocurre con el open banking. Las tecnologías y las empresas que pueden proveer el soporte para esta tendencia se encuentran en la región; pero, a decir de Bonucci, hay mucho que los gobiernos pueden hacer en el campo de la regulación. "Nuestra estrategia en el open banking se encuentra muy conectada con los integradores de sistemas, regionales y globales, porque entendemos que el conocimiento del negocio lo tienen ellos, afirmó el ejecutivo.

A pesar del golpe de la pandemia se pueden encontrar industrias que han crecido. Precisamente una de ellas es el sector financiero, pero otra es el de las tecnologías. Como sostiene el ejecutivo, en momentos difíciles, las tecnologías son importantes para ayudar en la eficiencia operativa y en la transformación digital. De hecho, Bonucci sostuvo que en cuanto a personal Red Hat ha crecido entre 13% a 15% en términos de personal.

¿Qué queda por hacer? Es necesario seguir avanzando con el crecimiento de la 5G, pues es la base de otro gran sector: la computación de borde (edge computing). La conectividad es importante en estas circunstancias.

Una entrevista

La mesa redonda no fue la única actividad posterior a la cumbre. También tuvimos la oportunidad de conversar y hablar en mayor detalle con Araki. Con él terminamos de complementar los anuncios de la cumbre.

El ejecutivo comenzó señalando que los dos días que habían pasado fueron en realidad la primera de las tres partes en los que se decidió dividir la cumbre este año. La decisión se debió a que no se deseaba exponer a los concurrentes a tantas exposiciones en una sola oportunidad. La segunda parte de la cumbre se desarrollará a mediados de año, y la tercera y última parte se realizará hacia fines de este año.

En enfoque que se ha dado a la cumbre este año fue el de la innovación abierta proveniente de los clientes de Red Hat, la cual a su vez proviene del uso de las tecnologías y cultura open source. Por ello estos dos días se centraron en presentar la forma en que los clientes están innovando, utilizando las tecnologías de Red Hat, pero también la 'cultura abierta', colaborativa e inclusiva; valores importantes en Red Hat y en las comunidades open source.

En cuanto a RHEL, Araki sostuvo que el enfoque de este año fue la liberación de la versión 8.4 la cual tiene como una de sus novedades que funciona muy bien en la computación de borde (edge computing). Por ello va a ser clave con la 5G y la Internet de las cosas.

Por otro lado, se hizo énfasis en que Red Hat tiene como enfoque la nube híbrida abierta; es decir, la capacidad de que los clientes y las organizaciones puedan ejecutar con consistencia y seguridad sus aplicaciones y cargas de trabajo en cualquier tipo de entorno, sin ataduras y con la flexibilidad de cambiar de entorno si es necesario. Eso requiere de muchas inversiones ya que cada tipo de nube es distinto.

En la cumbre también se anunció una nueva versión de Red Hat OpenShift disponible en la nube de Amazon -ya se encontraba disponible, pero ahora los clientes la pueden adquirir directamente de Amazon- la cual complementa la disponibilidad que también se encuentra en Azure e IBM. La idea es que el entorno sea más simple y fácil, ya que los clientes saben cómo utilizar esta tecnología localmente y ahora pueden extenderla a las nubes, no requieren aprender cosas nuevas de cada nube. "Algo que funciona bien en una de estas nubes va a funcionar también en las otras nubes, enfatizó Araki.

¿Pero el paso a la nube híbrida podría implicar nuevos desafíos de seguridad? Araki sostuvo que para hacer frente a este tema se debe de tomar en cuenta que todos los productos de Red Hat cuentan con todas las certificaciones de seguridad y cumplen con los requerimientos necesarios para ejecutar aplicaciones de misión crítica.

Pero, además, el enfoque que tiene la compañía es que la seguridad ya no es la preocupación que aparece en el fin del ciclo de vida de una aplicación, cuando ya se encuentra lista e instalada. Más bien, ellos ven la seguridad como un elemento que tiene que encontrarse presente desde el inicio de los proyectos. Por ello la adquisición de StackRox, empresa enfocada en la seguridad para entornos de nube híbrida, OpenShift y contenedores.

Además, la seguridad también es cuestión de realizar monitoreos frecuentes, por ello Red Hat tiene un servicio denominado Red Hat Insights, una inteligencia artificial que usa como base de conocimiento todos los datos históricos del manejo de datos críticos de Red Hat, y que en base a ellos informa sobre los problemas de seguridad que pueden encontrarse en el entorno potencialmente. "Con un clic el cliente puede hacer que esto se corrija, afirmó Araki. Esta herramienta ya se encontraba disponible en RHEL, pero ahora también se encuentra disponible en OpenShift y Ansible.