Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

NTT Data: industria insurtech alcanza los siete mil millones de dólares

Richard Calvo López, head of Insurtech y product owner de everis.

[31/05/2021] NTT DATA presentó la quinta edición de su informe mundial Insurtech Global Outlook 2021, un estudio en el que se analizan las principales tendencias del ecosistema Insurtech y el impacto que las tecnologías avanzadas y los nuevos modelos de negocio han tenido a lo largo del 2020.

El informe, presentado por Richard Calvo López, head of Insurtech y product owner de everis, consultora que forma parte del grupo NTT Data, examina el mercado teniendo en cuenta el posible impacto de la pandemia, concluyendo que la incertidumbre y el aumento de los riesgos fomentaron las inversiones en Insurtech. Además, se señaló que, durante el 2020, se acometieron inversiones directas en Insurtech, ya sean estas empresas bien establecidas, o en nuevas y disruptivas.

El estudio profundiza en aspectos tan diversos como la inversión recibida por las Insurtech por región, líneas de negocio o inversión en tecnología. Además, analiza en qué empresas decidieron invertir las aseguradoras, cómo se distribuyó esta inversión en las diferentes áreas de la cadena de valor del seguro; y cuáles fueron los principales movimientos en cuanto a los ecosistemas aseguradores, desde puntos de vista diferentes pero complementarios, como los de las Insurtech y los TechGiants.

Los resultados del informe revelan que el 2020 ha sido un año en el que tanto las aseguradoras como las Insurtech consiguieron mitigar las consecuencias de la COVID-19 de forma muy ágil, y apunta a que estas compañías hicieron de esta situación un acelerador más en sus procesos de digitalización.

A pesar de recibir cifras récord de inversión, el impacto real en el mercado por parte de las compañías Insurtech aún es cuestionado por diversos motivos, como pueden ser la cuota de mercado, los resultados de ingresos o la captura del mercado. Las organizaciones con estos modelos de trabajo todavía deben asentarse en los mercados, generando la disrupción prometida a aquellos que apuestan por este modelo y que en un contexto como el actual debería establecerse de manera más profunda. Queda mucho camino por recorrer para alcanzar un nivel óptimo de disrupción. Reflejo de esto es que compañías con crecimientos sostenidos no entran de manera relevante en el mercado con una cuota amplia.

El análisis agrupado de todos estos elementos arroja una foto realista del sector, de las preferencias de los inversores y de la tecnología que marca la tendencia que está redibujando el universo asegurador en la nueva era digital.

Además, la capacidad de automatización de información en tiempo real de la tecnología de análisis de datos, que integra un repositorio con información detallada sobre la actividad de las startups relacionadas con el sector asegurador de todo el mundo, ayuda a actualizar y analizar constantemente la información clave y tener una visión más ajustada y precisa.

Mayor inversión, innovación, personalización y tecnología como base de las tendencias

Las Insurtechs están viviendo un momento de récord. No solo han podido sortear la incertidumbre generada por la COVID-19, sino que han conseguido atraer mayor inversión, alcanzando los siete mil millones de dólares si se tiene en cuenta a las compañías que salieron a bolsa durante el año (Lemonade y Root, valoradas en mil millones de dólares).

Si bien es cierto que se encuentran en un momento "dulce, en cuanto a inversión, se trata de un momento clave en el que asentarse en el mercado y demostrar que el potencial disruptivo tiene impacto real en los negocios. Por ahora, ni siquiera los casos expuestos salidos a bolsa (Lemonade y Root) con crecimientos sostenidos del 100% y saliendo a bolsa recientemente, han conseguido subir su cuota de mercado más de un 0,1 - 0,2%.

Teniendo en cuenta este escenario, las tendencias son claramente diferentes en una comparación interanual: un contexto más acelerado y una demanda más fuerte del mercado en conseguir objetivos.

Por un lado, la pandemia ha cambiado los modelos de consumo, y en el sector de los seguros esto no ha sido diferente. Con un mayor grado de personalización, se ha determinado que la aceleración de nuevos modelos es clara: crecen los modelos de pago por uso, la telemedicina, las herramientas de diagnóstico o la digitalización de la distribución. A esto se suman, con un alto nivel de inversión, las plataformas de corredores y los ciberseguros que recibieron en 2020 inversiones relevantes y anuncios de ingresos.

Por otro, queda claro que la crisis pandémica no impidió que las aseguradoras continuaran su camino de digitalización, lo que confirma que la visión de las aseguradoras sobre cómo las Insurtech impulsan la transformación digital y la innovación para el sector continua vigente. El pasado año las aseguradoras destinaron casi 1600 millones de dólares en modelos startups, aumentando las inversiones en comparación con el 2019 en 61% durante todo el año 2020, de los cuales 445 millones se dirigieron a Insurtech

En cuanto a detalle de estas inversiones, las aseguradoras centralizaron la mayor parte de sus capitalizaciones en startups en fase de crecimiento, con una media de 23 millones por ronda en el 2020. Además, dentro de estas apuestas, los inversores de seguros centraron su selección en compañías que trabajasen tecnologías como la nube, la movilidad y las aplicaciones, sumado a sus preferencias en los modelos de negocio centrados en la personalización de los seguros, los agregadores, las plataformas y los comparadores.

Estas nuevas empresas apoyadas en tecnología -muchas de ellas basadas en la IoT-, están potenciando la transición del sector de los seguros desde la protección hacia la prevención.

Las aseguradoras y las startups están utilizando conjuntos de datos únicos e Inteligencia Artificial para reducir y gestionar los costos de los siniestros, al tiempo que ayudan a los clientes a evitar eventos no deseados. Además, este año se observa un especial crecimiento de la IoT impactando en todas las líneas de negocio: autos con seguros basados en su uso; salud y vida a través de los wearables; hogar con dispositivos de detección de escapes, inundación; y negocios con las pólizas paramétricas para los riesgos de transportes y especiales.