Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Vertiv: Aumentan los cortes y los costos no previstos

[10/06/2021] Hace poco Vertiv realizó un webcast con las últimas tendencias en los centros de datos. Este evento se realizó ante la necesidad de conocer cuáles son los casos más frecuentes en los que el servicio de los centros de datos se interrumpe. Con la ayuda de datos del Ponemon Institute -datos de América del Norte y América Latina- se definió que se puede hacer para evitar las interrupciones imprevistas.

La presentación estuvo a cargo de José Olmos, service leader senior Vertiv SSA, y Sergio Ramírez, service leader senior Vertiv NOLA, quienes sostuvieron que la solución son los servicios sostenibles.

Las tendencias

De acuerdo con los ejecutivos, las interrupciones ocurren con más frecuencia, duran más y son más caras. Por ello es necesario conocer qué es lo que se puede encontrar en un centro de datos y cómo optimizar su funcionamiento.

Para empezar, un centro de datos tiene un tamaño de instalación promedio de 1.408 metros cuadrados, en el núcleo, y de 465 metros cuadrados en el borde. Las instalaciones en el borde han estado creciendo y seguirán creciendo, y por ello Vertiv ha definido cuatro arquetipos de centro de datos en el borde. El primer arquetipo es el de los centros con uso intensivo de datos; es decir, cuando la cantidad de datos no es práctica para trasladar a la nube; el arquetipo de máquina a máquina, que es muy sensible a la latencia y donde la velocidad es lo primordial. El tercer arquetipo de centro de datos en el borde es el de Vida Crítica, es decir, aquellos que impactan directamente en la salud y la seguridad humana; y el cuarto es aquel sensible a la latencia humana, es decir, aquel donde los servicios se adaptan al consumo humano.

En cuanto a la frecuencia y duración de los periodos de inactividad, se puede apreciar que el promedio de los cortes no previstos ha pasado de 95 minutos en el 2016 ha 101 minutos en el 2020, es decir, ha aumentado. Y si se divide las cifras entre centros de núcleo y centros de borde se puede apreciar que, en promedio en los últimos 24 meses, se han producido 4,81 paros en los centros de núcleo y 5,39 paros en los centros de borde.

Los costos por inactividad también se han incrementado en el tiempo. En el año 2010 el costo por minuto de inactividad no planeada llegaba a los cinco mil dólares, mientras que en el 2020 llegó 9.420 dólares. Si se tiene en cuenta que la duración promedio de una caída es de 138 minutos se tiene que el costo de una de estas caídas puede llegar a los 1,29 millones de dólares. Es más, de acuerdo a cifras del Uptime Institute, el 75% de los encuestados afirmó que sus más recientes caídas en sus centros de datos pudieron haberse evitado; además, una de cada seis de esas caídas les costaron más de un millón de dólares.

¿Qué se puede hacer para evitar las interrupciones imprevistas? Las tres principales respuestas fueron: inversión en mejora de equipos, mejores prácticas de seguridad y redundancias en la infraestructura. También se señalaron la mejora en el diseño y la planificación, el mantenimiento preventivo y el monitoreo y la administración como otras medidas que se pueden tomar.

El ejecutivo indicó que, para asegurar los servicios, Vertiv primero, identifica los riesgos, luego define comportamientos a seguir, y posteriormente señala los impactos sobre las operaciones. En general, la solución que propone Vertiv son los servicios sostenibles, y por sostenibilidad se refiere a los comportamientos y riesgos fuera de la topología de diseño que impactan en la capacidad de un centro de datos y de soluciones críticas para cumplir con sus objetivos de negocio y a largo plazo.

Los ejecutivos resaltaron que la propuesta se centra en uno de los aspectos que son evaluados al momento de evaluar a un centro de datos para definir a qué Tier ha llegado. Uno de esos aspectos es el diseño, el otro es la construcción y el tercero es la sostenibilidad operativa, al que se refiere la propuesta.

De hecho, señalaron que "Gerencia y Operación es el elemento más importante para sostenibilidad operativa del centro de datos y que "Gerencia y Operación se puede dividir en cinco categorías, siendo la de Personal y Administración la de mayor importancia. En esta categoría, dijeron, tener el número de personas adecuadas y calificadas es esencial para lograr el éxito.

La segunda categoría es la de Mantenimiento. Aquí lo que propone la compañía es que es crítico cumplir con los objetivos de las actividades, mantener los equipos en perfectas condiciones, identificar los potenciales problemas antes de que causen alguna falla y ampliar la vida útil de los equipos. Para ello es necesario identificar los equipos que requieren mantenimiento, definir el alcance del mantenimiento, establecer un cronograma, usar los métodos de procedimiento, realizar la implementación y, finalmente, realizar el control de calidad.

En cuanto a la Formación, la tercera categoría, señalaron que la formación es un proceso repetitivo que nunca termina, el objetivo principal de un programa de formación eficaz es reducir el error humano, la formación debe ser más exhaustiva y rigurosa cuanto más elevada sea la topología Tier y se pueden considerar opciones alternativas a las actividades de formación individual.

La cuarta categoría es la de Planificación, Coordinación y Administración. Aquí se establecen políticas y procedimientos documentados formales que garantizan la coherencia y el comportamiento. Además, gracias a esta categoría se tiene una mayor disponibilidad de información de los equipos instalados en el edificio; y se tiene una programación de mantenimiento computarizado y mayor productividad. Finalmente, se cuenta con un manual de operaciones que sea fácilmente accesible, centralizado y disponible, que se mantenga siempre con un backup digital y que se encuentra constantemente actualizado.

Finalmente, la quinta categoría es la de las Condiciones Operativas. En esta categoría se definen la gestión de repuestos, consumibles y fungibles; se tiene un control de los equipos, herramientas e instrumentos; y se establecen indicadores.