Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

¿Qué es el mapeo de descubrimiento y dependencia?

[12/07/2021] Intente pedirle a TI datos sobre los entornos de desarrollo, prueba, producción y recuperación ante desastres en el centro de datos y las nubes públicas como AWS o Azure. Es una pregunta sencilla, pero responderla con precisión y sin pasar por una auditoría que consume demasiado tiempo es difícil para muchos departamentos de operaciones de TI.

[Reciba lo último de CIO Perú suscribiéndose a nuestro newsletter semanal]

La gestión de la configuración del servicio es una práctica de gestión de ITIL (Biblioteca de Infraestructura de Tecnologías de Información) fundamental, y la CMDB (base de datos de gestión de la configuración) es el almacén de datos que guarda información sobre los activos de TI. La tarea de TI es cargar y mantener la CMDB con información completa, actualizada y precisa. El mantenimiento de la CMDB es un desafío importante para las organizaciones que tienen grandes huellas de TI o que realizan cambios frecuentes utilizando las automatizaciones CI/CD de DevOps en la implementación de aplicaciones e IaC (infraestructura como código) para configurar la infraestructura multicloud.  

Incorpore las herramientas DDM (mapeo de descubrimiento y dependencia) que escanean redes para extraer información de configuración y actualizar las CMDB con datos precisos. Un DDM es esencial para organizaciones con grandes centros de datos e infraestructuras en la nube y puede cambiar las reglas del juego para mejorar los procesos de ITSM (gestión de servicios de TI), como la gestión de incidentes o la gestión de cambios.

Las herramientas DDM suelen ser una fuente de datos para AIops o capacidades de aprendizaje automático, y son una forma de hiperautomatización cuando se combinan con herramientas de integración, flujo de trabajo y automatización de código bajo. Por ejemplo, los motores de categorización pueden usar los datos de DDM para agrupar sistemas, o los detectores de anomalías pueden identificar patrones de flujo atípicos.

Las CMDBs impulsadas por DDM escanean la infraestructura escalable automáticamente en busca de cambios

Una CMDB típica almacena información en CIs (elementos configurables), incluyendo las configuraciones de dispositivos de red, servidores, servidores virtuales, instancias de nube, aplicaciones, servicios web, bases de datos, configuraciones de almacenamiento y otros componentes de infraestructura. Muchas CMDBs capturan dependencias entre CIs y permiten incorporarlas a servicios empresariales.

Las CMDBs pueden ser parte de una plataforma ITSM o un producto independiente. Las principales plataformas incluyen Atlassian Insight, BMC Helix, Cherwell CMDB Software, CloudAware CMDB, IBM Control Desk, Ivanti Asset Manager, ManageEngine CMDB, Micro Focus Universal CMDB, ServiceNow CMDB, Proactivanet Discovery and Asset Management, Symphony SummitAI, Virima CMDB y muchas otras.

Mantener la CMDB actualizada no es un desafío insuperable para las organizaciones más pequeñas que cuentan con unos pocos cientos de activos de TI, o cuando los sistemas de TI no cambian con frecuencia. Puede que no sea una prioridad para las organizaciones que solo utilizan la CMDB para la gestión de activos.

Pero la exactitud de la CMDB es vital para las organizaciones que buscan integrar la CMDB con otros procesos de ITSM, tales como la gestión de incidentes o la gestión de cambios. También es fundamental para las grandes empresas que cuentan con centros de datos geográficamente dispersos o gran cantidad de estos con decenas de miles de CIs.

Si su infraestructura está completamente automatizada, los equipos de DevOps pueden automatizar el DDM con herramientas como la integración de Chef con ServiceNow o Ansible-CMDB. Sin embargo, para muchas empresas que ejecutan nubes híbridas, multiclouds, o utilizan varias herramientas de automatización de DevOps, es probable que un enfoque de automantener la CMBD no sea una opción.

Las herramientas de DDM son las plataformas de integración de datos para las CMDBs. Estas herramientas pueden ser una característica de una CMDB o capacidades independientes de proveedores secundarios, como Autointelli, FireScope, Resolve, o ScienceLogic. Las herramientas más avanzadas no tienen agentes y pueden analizar redes sin instalar software en los servidores o hosts virtuales. Una característica diferenciadora es que el DDM captura las dependencias entre los componentes del sistema y proporciona mapas de topología para ilustrarlos.

Cómo la DDM sin agentes mejora la eficacia de la CMDB

Así es como funciona una capacidad de mapeo de descubrimiento y dependencia automático sin agentes. El DDM:

  • No requiere instalaciones de servicios o aplicaciones en los hosts que analiza
  • Analiza la infraestructura de TI respecto a la configuración del sistema y la información de la aplicación
  • Opera en infraestructura en nubes públicas y privadas
  • Realiza un seguimiento de los flujos entre sistemas para capturar dependencias
  • Se ejecuta según un cronograma o se activa mediante flujos de trabajo de gestión de cambios
  • Permite que las operaciones de TI revisen los cambios
  • Alimenta la CMDB con la información más reciente
  • Proporciona mapas de topología para visualizar flujos y dependencias

Un aspecto importante del uso de DDM es programar la frecuencia con la que se ejecutan trabajos de detección, se escanea la infraestructura y se detectan cambios. Debido a que muchos servicios, aplicaciones y bases de datos se ejecutan en arquitecturas de nube elásticas, el funcionamiento activo de DDM garantiza que la CMDB tenga información precisa y actualizada.

Es posible que TI también desee activar DDM en automatizaciones de DevOps, como pipelines CI/CD o scripts IaC, o durante otra automatización de TI. Probablemente esta opción solo funcione si la configuración de DDM permite ejecutarla en los segmentos de red afectados por los cambios.

Las CMDBs respaldadas por DDM son fundamentales para mejorar ITSM

La integración de una CMDB precisa con el proceso ITSM puede ayudar a simplificar las operaciones e impulsar mejoras en los indicadores clave de rendimiento.

Considere la gestión de cambios como el conjunto de controles que TI implementa para rastrear los cambios de producción y cumplir con los requisitos reglamentarios. A veces las organizaciones tienen que completar formularios complejos para promover una orden de cambio y es posible que se requiera presentarlos a una junta asesora de cambios para revisar y abordar los riesgos. TI puede simplificar los formularios de órdenes de cambio para hacer referencia a entidades en la CMDB en lugar de pedirle a las personas que las ingresen en los campos. Cuando la CMDB asigna los sistemas de TI a los servicios empresariales, las órdenes de cambio aprobadas pueden desencadenar comunicaciones con los usuarios finales afectados.

Además, los equipos de gestión de incidentes tienen la oportunidad de reducir el tiempo medio de resolución cuando los incidentes están directamente relacionados con los CIs de CMDB. La relación directa puede ayudar a desencadenar automatizaciones para recuperarse de fallas o ayudar a los administradores de incidentes a identificar los procedimientos operativos estándar correctos en los libros de ejecución.

Los analistas pueden aprovechar la relación entre los CIs y los incidentes, las órdenes de cambio y las solicitudes para identificar tendencias o priorizar las mejoras operativas. Por ejemplo, un analista podría buscar CIs relacionados con los incidentes más frecuentes o los que causaron los impactos empresariales más significativos.

DDM permite cambios de TI más rápidos y seguros

Durante la última década, los departamentos de TI han estado bajo presión para hacer más con menos, llevar a cabo cambios más frecuentes y garantizar una mayor confiabilidad de los sistemas. Pero la velocidad y la eficiencia no deberían generar comportamientos imprudentes ni dejar sistemas mal documentados para que los siguientes equipos se encarguen de ellos.

Los líderes de TI se han acostumbrado a no poder realizar un seguimiento preciso de las configuraciones y los sistemas de TI. Históricamente, los costos y complejidades para mantener una CMDB eclipsaron las necesidades y beneficios operativos. Las CMDBs impulsadas por DDM deben abordar esta brecha y ser esenciales para las organizaciones de TI que buscan arquitecturas multicloud, automatizan cambios de infraestructura o implementan cambios frecuentes en las aplicaciones.