Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

7 principales tendencias de la inteligencia de negocios para el 2021

[13/08/2021] La inteligencia de negocios (BI, por sus siglas en inglés) no está muerta. Y no está siendo sustituida por la inteligencia artificial.

De hecho, el BI está vivo y bien; es cada vez más fácil de usar, se está expandiendo a más empleados, se está moviendo a la nube, se está integrando en suites de software ERP y CRM más amplias, y ahora abarca la IA y el aprendizaje automático.

Según las cifras de cuota de mercado de IDC para el 2020, el mercado mundial de inteligencia y análisis empresarial alcanzó los 19.200 millones de dólares, con un crecimiento saludable del 5,2% a pesar de los trastornos económicos relacionados con la pandemia. De cara al futuro, se espera que el crecimiento del BI se acelere a medida que las empresas se centren en la transformación digital y en formas más inteligentes de utilizar los datos para impulsar el negocio.

[Reciba lo último de CIO Perú suscribiéndose a nuestro newsletter semanal]

Los líderes del mercado son un quién es quién de las empresas más poderosas del sector: Microsoft, SAP, Salesforce, IBM, SAS y Oracle. Por otro lado, estos líderes solo representan alrededor del 60% del mercado, por lo que hay mucho espacio para que innovadores como ThoughtSpot y Alteryz ganen adeptos.

Aun así, el BI ha existido siempre y se podría argumentar que ha sido un poco infravalorado. Los ataques contra el BI han sido que es demasiado difícil de usar para el trabajador medio, que escupe informes extravagantes y ofrece cuadros de mando de colores que no ayudan a los empleados a resolver problemas empresariales del mundo real, y que requiere demasiado trabajo previo: crear catálogos de datos, construir almacenes de datos, etc.

Carsten Bange, fundador y director general del Centro de Investigación BARC, afirma que antes de la pandemia, el BI era visto por algunos como una tecnología heredada que en muchos casos no había demostrado merecer la inversión. Esto ha cambiado radicalmente", señala Bange. Los resultados de la nueva encuesta muestran que las empresas están volviendo a prestar atención al BI, ya que reconocen la necesidad de obtener un conocimiento más profundo de sus cadenas de suministro, de los rápidos cambios en el comportamiento de los consumidores, y de sus propios procesos empresariales.

"La analítica basada en la ciencia de los datos es una gran prioridad" entre las empresas encuestadas en el informe Data, BI and Analytics Trend Monitor 2021 de BARC, añade.

Estas son algunas de las tendencias clave en BI para el 2021 y más allá.

1. La IA y el aprendizaje automático ofrecen interesantes posibilidades

La tendencia más significativa en BI es la integración de la IA y el aprendizaje automático. "Ha comenzado una nueva era de analítica aumentada", declara el analista de IDC, Dan Vesset. "La funcionalidad analítica habilitada por la IA que se requiere para llevar esta nueva generación de software de BI a las masas es todavía incipiente, pero las tendencias históricas sugieren que tomará menos de 10 años para que esta generación de software de BI alcance la adopción generalizada".

Boris Evelson, analista de Forrester Research, añade que el BI aumentado (BI clásico aumentado con IA) tiene el potencial de "convertir al usuario medio de la empresa en un científico de datos ciudadano". El objetivo es permitir a los que no son científicos de datos hacer previsiones, análisis predictivos, detección de anomalías y otras funciones relacionadas con el BI "con un solo clic", según Evelson.

Además, los sistemas de aprendizaje automático pueden funcionar en segundo plano y resolver el problema de "no saber lo que no se sabe". Los sistemas de aprendizaje automático pueden identificar patrones interesantes en los datos, y alertar al usuario final de una manera que nunca podría lograrse de otro modo, indica Evelson.

Bange añade: "La analítica aumentada describe las funciones que complementan las capacidades humanas con el aprendizaje automático, para combinar la resolución creativa de problemas con un reconocimiento de patrones sin igual para obtener lo mejor de ambos mundos". El objetivo principal es facilitar el uso de la analítica y el BI, para reducir la barrera de entrada de los usuarios ocasionales y, al mismo tiempo, aumentar la eficiencia y la eficacia de los usuarios avanzados".

2. La adopción de la nube aumenta en el mundo post-COVID

La adopción de software de BI en la nube ha sido una tendencia desde hace tiempo, pero ciertamente se ha acelerado debido a la pandemia, que obligó a los empleados a trabajar desde casa, y obligó a las TI a proporcionar acceso remoto a las aplicaciones empresariales clave.

Bange afirma que el 50% de las nuevas implantaciones de BI se realizan en la nube, lo que representa un aumento constante año tras año. Las ventajas del BI basado en la nube incluyen la accesibilidad para los usuarios remotos, la escalabilidad, la elasticidad y la velocidad de despliegue. Además, a medida que las empresas se sienten más cómodas trasladando grandes conjuntos de datos a la nube con fines de copia de seguridad y para ejecutar aplicaciones, es más probable que trasladen los almacenes de datos y el análisis de datos a la nube. "Los líderes de la analítica prefieren llevar la analítica a los datos, y no al revés", indica Bange.

3. El procesamiento del lenguaje natural da un paso adelante

A menos que se sea un científico de datos, formular la consulta correcta puede ser difícil. La respuesta es incorporar el procesamiento del lenguaje natural a los sistemas de BI, de modo que el empleado medio pueda simplemente hacer una pregunta y obtener una respuesta. El procesamiento del lenguaje natural no solo permite a los empleados con formación en BI hacer un mejor uso de las herramientas de BI, sino que también permite a las empresas extender el BI de forma más profunda y amplia a toda la organización.

Aunque el procesamiento del lenguaje natural es ciertamente una tendencia interesante, también es justo decir que aún no ha llegado del todo. "Traducir el lenguaje natural en una consulta precisa puede ser muy difícil", anota Evelson. "No siempre se obtiene la respuesta correcta en el primer intento. A lo mejor se obtienen cientos de respuestas", algo parecido a lo que ocurre cuando se hace una búsqueda en Google. Los sistemas de lenguaje natural todavía requieren bastante ajuste, añade.

4. El BI se integra en las plataformas CRM y ERP

Ya sea a través de una adquisición o de un desarrollo interno, los proveedores de CRM y ERP están integrando el BI en sus plataformas. Por ejemplo, Salesforce compró el líder de BI, Tableau, en el 2019 y rápidamente integró el software en su plataforma de CRM basada en la nube.

La ventaja, según Vesset, es que el BI pasa de ser un proceso separado y desconectado, a convertirse en una parte integral del flujo de trabajo del proceso de negocio. El BI integrado puede ayudar a las empresas a automatizar los pasos involucrados en un proceso de negocio, lo que ofrece una mayor velocidad y un mejor rendimiento.

5. Surgen nuevas formas de presentar la información mediante la narración de historias

En el BI tradicional, el sistema escupe informes y cuadros de mando repletos de gráficos coloridos, pero esa presentación, aunque sea hábil, puede no ser la mejor o más útil manera de presentar la información a los usuarios no técnicos. Bange dice que una contra-tendencia a los "visuales altamente sofisticados" es un cambio hacia la narración de historias en lugar de la descarga de datos.

Utilizando los principios de una disciplina llamada "diseño de la información", los proveedores de BI están simplificando sus presentaciones de manera que guíen al usuario a través de un problema o situación particular, y no solo presenten los datos en bruto, sino que también ofrezcan recomendaciones sobre qué hacer. Este tipo de narración es más probable que incluya una narración textual que acompañe a todas las imágenes brillantes.

6. El BI se vuelve operativo

El BI clásico ofrece informes con una periodicidad fija, semanal o mensual, por ejemplo. Pero eso ya no es suficiente en el competitivo entorno empresarial actual, en el que las decisiones deben tomarse en tiempo real. Con el BI operativo, también conocido como inteligencia operativa (IO), se recopilan y analizan datos procedentes de diversas fuentes, como el comportamiento de los consumidores y las interrupciones de la cadena de suministro.

El sistema de BI puede entonces ofrecer recomendaciones para tomar decisiones rápidas, como asignar más recursos a una función específica, o responder a una condición empresarial que cambia rápidamente, anota Bange. Con el BI operativo, los cuadros de mando pueden actualizarse automáticamente a intervalos fijos, como cada hora, y el sistema puede activar alertas para notificar a los equipos operativos que hay un problema que debe abordarse o una oportunidad emergente que puede aprovecharse.

7. El éxito del BI sigue requiriendo un trabajo previo

Las herramientas de BI en sí mismas están bien establecidas, pero muchas empresas tienen dificultades para implantar el BI porque no han hecho el trabajo previo necesario. "La tecnología está madura", anota Evelson. Los obstáculos se encuentran en el lado de las personas y los procesos de la ecuación. Las empresas tienen que crear una cultura basada en los datos. Tienen que formar a los empleados.

Según la última encuesta de BARC, cuando se pidió a los encuestados que clasificaran sus prioridades para el 2021, la gestión de la calidad de los datos y el descubrimiento de datos encabezaban la lista. La analítica avanzada y el aprendizaje automático ocuparon el undécimo lugar, lo que no significa que las empresas no estén interesadas en la IA. Significa que "las empresas están luchando por adaptar los mecanismos de aprendizaje automático cuando no se han conseguido los cimientos -datos de buena calidad y accesibles-". Bange afirma que las empresas "parecen estar volviendo a las raíces y concentrándose en los fundamentos del uso y la gestión de sus datos, antes de trasladar las prioridades a los métodos avanzados".

La recomendación de Evelson para los CIOs es "entrar en una plataforma de grado empresarial de inmediato", ya sea renovando una versión antigua de una plataforma de BI actual, o yendo con un nuevo proveedor. Señala que solo entre el 20 y el 30% de los datos que podrían utilizarse para el análisis se introducen actualmente en el almacén de datos de la empresa media. El BI es "una inversión en todo lo que un CIO necesita para tener éxito", finaliza.

Puede ver también: