Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Google Cloud amplía su alcance con nuevas opciones de nube distribuida

Y forma un Equipo de Acción de Ciberseguridad

[14/10/2021] Google Cloud está ampliando su alcance en los centros de datos de los clientes y en el borde bajo su nueva bandera de la nube distribuida, principalmente dirigida a los clientes con requisitos únicos de soberanía de datos, latencia o procesamiento de datos locales.

Las dos nuevas opciones anunciadas esta semana son Google Distributed Cloud Edge y Google Distributed Cloud Hosted. Ambas se apoyan en el producto Anthos de Google Cloud, que permite a los clientes desplegar y gestionar las cargas de trabajo de Kubernetes en diversos entornos.

[Reciba lo último de CIO Perú suscribiéndose a nuestro newsletter semanal]

"Google Distributed Cloud es una cartera de software y hardware totalmente gestionado para ampliar nuestras capacidades en los centros de datos de los clientes", señaló Sachin Gupta, vicepresidente y director general de infraestructura abierta de Google Cloud durante una conferencia de prensa la semana pasada.

El hardware procederá de un conjunto de socios de lanzamiento como Cisco, Dell, HPE y NetApp, y el software se apoya en la herramienta de orquestación de contenedores de código abierto Kubernetes, que surgió originalmente de Google en el 2014.

En conjunto, esto hace que Google Cloud se acerque más a sus rivales AWS y Microsoft Azure, al ofrecer a los clientes más opciones sobre cómo y dónde ejecutar y gestionar las cargas de trabajo empresariales.

"El movimiento es un sólido disparo sobre la proa de la propuesta Azure Arc de Microsoft, y AWS Outposts", anotó Nick McQuire, un analista de CCS Insight.

Qué es Google Distributed Cloud Edge

El primero de ellos es Distributed Cloud Edge, que permite a los clientes ejecutar aplicaciones en las más de 140 ubicaciones de borde global de Google, en entornos de operadores de telecomunicaciones asociados, en su propio centro de datos o instalación de colocación y en ubicaciones de borde como una fábrica, todo ello aprovechando las diversas capacidades de procesamiento y análisis de datos de Google más cerca de donde se generan y consumen esos datos.

Esto está dirigido a las aplicaciones que requieren baja latencia en el borde, tienen requisitos de procesamiento de datos locales que no pueden ser satisfechos por la nube pública, o para las cargas de trabajo privadas emergentes de 5G o LTE.

La extensión de las capacidades de Google al borde se inscribe en una tendencia más amplia entre los proveedores de la nube que quieren permitir a los clientes conectar una gama cada vez mayor de dispositivos -desde sensores en el suelo de la fábrica, hasta una variedad de sensores en dispositivos industriales- a un eje central en el que las cargas de trabajo pueden ser gestionadas de forma coherente.

"La ventaja única que ofrece la computación de borde de la nube pública es la capacidad de ampliar la arquitectura y los servicios de la nube subyacente, especialmente para los clientes que ya han invertido mucho en una u otra nube pública", escribió mi colega Isaac Sacolick. "¿Quieren los arquitectos y desarrolladores aprovechar los servicios de AWS, Azure o Google Cloud desplegados en el borde? Eso es lo que las nubes públicas están apostando -y también están considerando las aplicaciones móviles habilitadas para 5G que requieren datos de baja latencia y procesamiento de aprendizaje automático en los puntos finales de las telco".

Google se ha quedado un poco rezagado con respecto a sus rivales en este espacio, pero recientemente ha tomado medidas para cerrar esa brecha. Esto incluye un esfuerzo concertado con el lanzamiento de Anthos para las telecomunicaciones, asociaciones con AT&T, Nokia y Ericsson sobre la conectividad 5G, y la nube Google Mobile Edge.

Distributed Cloud Edge está disponible en vista previa inmediatamente.

Qué es Google Distributed Cloud Hosted

La segunda opción, llamada Distributed Cloud Hosted, está dirigida principalmente a los clientes que necesitan operar en un modelo híbrido y tienen estrictos requisitos locales o cargas de trabajo especialmente sensibles. Promete una ruta para modernizar los despliegues locales accediendo a los servicios de Google Cloud a través de un conjunto de APIs consistentes, pero sin conectividad directa a Google Cloud.

"Ofrecemos esto como una opción alojada para ejecutar en su propio centro de datos para requisitos de baja latencia, resiliencia y confidencialidad", señaló el CEO de Google Cloud, Thomas Kurian.

En términos de cómo esto difiere de la ejecución de Google Kubernetes Engine (GKE) en las instalaciones a través de Anthos, Gupta explicó que se reduce al plano de control. Cuando los clústeres están "en las instalaciones o alojados, es exactamente el mismo Kubernetes pero con un plano de control local [proporcionado a través de Anthos], por lo que Distributed Cloud se basa en un plano de control totalmente local", señaló.

Las futuras actualizaciones serán publicadas por Google Cloud utilizando un repo seguro dedicado, donde el cliente puede escanearlas y validarlas por sí mismo antes de llevarlas a través de la brecha de aire para aplicarlas a su entorno local.

Esto se basa en un anuncio que Google Cloud hizo el año pasado sobre sus compromisos de soberanía de datos. "En Google Cloud nos tomamos muy en serio estas cuestiones, que a menudo se discuten bajo el término de soberanía digital. Estamos trabajando con diligencia en tres áreas: soberanía de datos, soberanía operativa y soberanía de software, para ayudar a abordar la soberanía digital en el contexto de la computación en nube. Y seguimos escuchando a los clientes y a los responsables políticos, e incorporando sus comentarios sobre el mejor camino posible", escribió entonces el director general Thomas Kurian.

Distributed Cloud Hosted no estará disponible en versión preliminar hasta la primera mitad del 2022.

Google forma un Equipo de Acción de Ciberseguridad

Google ha anunciado también la formación de un equipo de acción de ciberseguridad para ofrecer apoyo a los gobiernos, las infraestructuras críticas, las empresas y los pequeños negocios. El equipo de acción de ciberseguridad de Google estará formado por expertos en ciberseguridad de toda la organización, y guiará a los clientes a través del ciclo de seguridad y transformación digital.

"El Equipo de Acción de Ciberseguridad de Google es parte de nuestro compromiso continuo de ser el mejor socio para nuestros clientes empresariales y gubernamentales a lo largo de su viaje de transformación de la seguridad", señaló Thomas Kurian, CEO de Google Cloud. La ciberseguridad es un tema prioritario en la agenda de todos los directivos y consejos de administración, dada la creciente importancia de los ataques a la cadena de suministro de software, el ransomware y otros ataques, añadió.

Google dice que el esfuerzo comenzará dentro de Google Cloud, basándose en sus asociaciones con organizaciones de todos los tamaños, y evolucionará para llevar la seguridad de Google a más empresas a medida que avance. Como parte de su misión a largo plazo, el equipo de ciberseguridad proporcionará una serie de servicios para apoyar a los clientes, entre ellos:

  • Servicios de asesoramiento estratégico para las estrategias de seguridad de los clientes, incluyendo talleres de transformación y contenidos educativos. Esta función asesorará a los clientes sobre la estructura de su transformación de seguridad digital y proporcionará gestión de programas y apoyo de servicios profesionales.
  • Servicios de confianza y cumplimiento que asignan las certificaciones de cumplimiento global de Google a los marcos de control de la industria, lo que permite a los clientes simplificar el cumplimiento.
  • Ingeniería de soluciones y clientes de seguridad que ofrecen planos y arquitecturas para desplegar los productos y servicios de Google Cloud de forma segura y de acuerdo con los requisitos normativos, así como soluciones para las operaciones de seguridad autónoma y la resiliencia cibernética.
  • Servicios de inteligencia sobre amenazas y respuesta a incidentes, que incluyen sesiones informativas sobre amenazas, simulacros de preparación, asistencia en caso de incidentes y compromisos de respuesta rápida para estar al tanto del cambiante panorama de la seguridad.