Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Gartner: La nube será el centro de las nuevas experiencias digitales

[16/11/2021] La pandemia actual y el aumento de los servicios digitales están convirtiendo a la nube en la pieza central de las nuevas experiencias digitales, según Gartner, Inc.

"No hay estrategia empresarial sin una estrategia de nube", señaló Milind Govekar, distinguido vicepresidente de Gartner. "La adopción y el interés por la nube pública no cesa, ya que las organizaciones persiguen una política de 'la nube primero' para incorporar nuevas cargas de trabajo. La nube ha permitido nuevas experiencias digitales, como los sistemas de pago por móvil en los que los bancos han invertido en startups, las empresas energéticas que utilizan la nube para mejorar las experiencias de sus clientes en el comercio minorista, o las empresas de automóviles que lanzan nuevos servicios de personalización para la seguridad y el infoentretenimiento de los clientes".

En el 2022, se estima que los ingresos globales de la nube ascenderán a 474 mil millones de dólares, frente a los 408 mil millones del 2021. En los próximos años, los analistas de Gartner estiman que los ingresos de la nube superarán a los ingresos no relacionados con la nube en los mercados de TI empresariales relevantes.

El uso de las tecnologías nativas de la nube será omnipresente, no solo popular

Los analistas de Gartner afirmaron que más del 85% de las organizaciones adoptarán el principio de 'la nube primero' para el 2025 y no podrán ejecutar plenamente sus estrategias digitales sin el uso de arquitecturas y tecnologías nativas de la nube.

"Adoptar plataformas nativas de la nube significa que los equipos digitales o de productos utilizarán principios y capacidades arquitectónicas para aprovechar las capacidades inherentes dentro del entorno de la nube", sostuvo Govekar. "Las nuevas cargas de trabajo desplegadas en un entorno nativo de la nube serán omnipresentes, no solo populares, y todo lo que no sea de la nube se considerará heredado".

Para el 2025, Gartner estima que más del 95% de las nuevas cargas de trabajo digitales se desplegarán en plataformas nativas de la nube, frente al 30% del 2021.

A medida que cambie el modelo operativo, la organización pasará a un modelo operativo orientado al producto, en el que todo el flujo de valor del negocio y de las TI tendrá que estar alineado por productos. Esto creará nuevas funciones y responsabilidades, como los ingenieros de fiabilidad del sitio, los gestores de productos o las comunidades de prácticas.

El uso de tecnologías de bajo código y sin código casi se triplicará en el 2025

El desarrollo de aplicaciones se desplazará hacia el ensamblaje y la integración de aplicaciones. Las aplicaciones serán ensambladas y compuestas por los equipos que las utilizan. "Los silos tecnológicos y organizativos del desarrollo, la automatización, la integración y la gobernanza de las aplicaciones quedarán obsoletos", afirmó Govekar. "Esto impulsará el aumento de las plataformas de aplicaciones de bajo código (LCAP) y el desarrollo ciudadano".

Para el 2025, el 70% de las nuevas aplicaciones desarrolladas por las organizaciones utilizarán tecnologías de bajo código o sin código, frente a menos del 25% en el 2020. El auge de las plataformas de aplicaciones de bajo código (LCAPs) está impulsando el aumento del desarrollo ciudadano y, en particular, la función de los tecnólogos empresariales que dependen de fuera de los departamentos de TI y crean capacidades tecnológicas o analíticas para uso empresarial interno o externo.

Conectarse en todas partes con SASE

El servicio de acceso seguro en la nube (SASE, por siglas en inglés) presenta la oportunidad de crecimiento más rápida en el mercado de las redes y la seguridad de las mismas. Dado que la mayor parte del tráfico de las sucursales y de las ubicaciones de computación de borde no irá a un centro de datos de la empresa, los CIO y los líderes de TI utilizarán cada vez más SASE para asegurar las necesidades de acceso en cualquier lugar y en cualquier momento de los usuarios y dispositivos.

Gartner estima que, en el 2022, el gasto de los usuarios finales en SASE ascenderá a 6.800 millones de dólares, frente a los 4.800 millones de dólares del 2021. Además, en el 2025, más del 50% de las organizaciones tendrán estrategias explícitas para adoptar SASE, frente a menos del 5% en el 2020.

"En lugar de enviar todo el tráfico a los dispositivos de seguridad centrales, los CIO y los líderes de TI deben llevar la seguridad a las sesiones, en lugar de llevar las sesiones a la seguridad", finalizó Govekar.