Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

La UNESCO lanza una norma mundial para la ética de la IA

[01/12/2021] La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) presentó una norma mundial sobre la ética de la inteligencia artificial (IA) para que sea adoptada por los casi 200 Estados miembros.

La norma define valores y principios comunes que guiarán la construcción de la infraestructura legal necesaria para asegurar el sano desarrollo de la IA. En un comunicado, la UNESCO señala que el uso de la IA presenta varios beneficios, pero también desafíos, como los prejuicios de género y étnicos; las amenazas significativas a la privacidad, la dignidad y la agencia; los peligros de la vigilancia masiva; y el aumento del uso de tecnologías de IA poco fiables en la aplicación de la ley.

La norma recomienda:

  • Proteger los datos a través de acciones más allá de lo que las empresas tecnológicas y los gobiernos están haciendo para garantizar a los individuos más protección asegurando la transparencia, la agencia y el control sobre sus datos personales. Establece que todos los individuos deberían poder acceder o incluso borrar los registros de sus datos personales. También incluye acciones para mejorar la protección de los datos y el conocimiento y derecho del individuo a controlar sus propios datos. Además, aumenta la capacidad de los organismos reguladores de todo el mundo para hacer que esto se cumpla.
  • Prohibición de los marcadores sociales y la vigilancia masiva. La norma prohíbe explícitamente el uso de sistemas de IA para la puntuación social y la vigilancia masiva. La UNESCO considera que este tipo de tecnologías son muy invasivas, que atentan contra los derechos humanos y las libertades fundamentales y que se utilizan de forma generalizada. La recomendación subraya que, a la hora de elaborar marcos normativos, los Estados miembros deben tener en cuenta que la responsabilidad última y la rendición de cuentas deben recaer siempre en los seres humanos y que no se debe otorgar personalidad jurídica a las tecnologías de IA por sí mismas.
  • Ayudar a supervisar y evaluar. La evaluación del impacto ético pretende ayudar a los países y a las empresas que desarrollan y despliegan sistemas de IA a evaluar el impacto de esos sistemas en las personas, en la sociedad y en el medio ambiente. La metodología de evaluación del grado de preparación ayuda a los Estados miembros a evaluar su grado de preparación en términos de infraestructura jurídica y técnica. Esta herramienta ayudará a mejorar la capacidad institucional de los países y a recomendar las medidas adecuadas para garantizar la aplicación de la ética en la práctica. También se anima a los Estados miembros a que consideren la posibilidad de añadir la función de un funcionario independiente de ética de la IA o algún otro mecanismo que supervise los esfuerzos de auditoría y control continuo.
  • Protección del medio ambiente. La norma recomienda que los gobiernos evalúen el impacto medioambiental directo e indirecto a lo largo del ciclo de vida del sistema de IA. Esto incluye su huella de carbono, su consumo de energía y el impacto medioambiental de la extracción de materias primas para apoyar la fabricación de tecnologías de IA. También pretende reducir el impacto medioambiental de los sistemas de IA y las infraestructuras de datos.