Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Cisco se enfrenta a un retraso en la entrega por la escasez de componentes

[18/02/2022] Cisco, al igual que muchos de sus competidores, ha encontrado un aumento de los ingresos gracias a la demanda acumulada, pero la escasez de chips y otras limitaciones de suministro siguen acechando al sector.

"Seguimos siendo una de las mayores empresas de software del mundo", señaló el consejero delegado de Cisco, Chuck Robbins, a los analistas de inversiones en una conferencia sobre los resultados de su segundo trimestre fiscal, finalizado en enero. "En el segundo trimestre, nuestros ingresos por software crecieron un 6%, hasta los 3.800 millones de dólares, y los ingresos totales por suscripciones se aceleraron hasta los 5.500 millones de dólares, un 7% más que el año anterior".

Robbins continuó diciendo que es importante tener en cuenta que "ambas métricas continúan siendo impactadas negativamente por el software de suscripción y el servicio que se adjunta al hardware, donde los envíos se retrasan debido a la situación de los componentes".

En general, Cisco dijo que sus ingresos del segundo trimestre crecieron hasta los 12.700 millones de dólares, un 6% más que el año anterior.

Mientras tanto, la cartera de productos de Cisco es de casi 14 mil millones de dólares, lo que supone un aumento de más del 150% respecto al año anterior. Dentro de esa cantidad, la cartera de software casi se ha duplicado hasta superar los dos mil millones de dólares, según el director financiero de Cisco, Scott Heron.

A modo de comparación, Juniper, competidor de Cisco, dijo recientemente que tiene un "nivel récord de más de 1.800 millones de dólares" en pedidos pendientes.

El presidente y consejero delegado de Arista, Jayshree Ullal, dijo que algunos de los plazos de entrega de sus ventas son de 50 a 70 semanas. "No es divertido", sostuvo Ullal durante la reciente convocatoria de ganancias de Arista.

"Las continuas restricciones de suministro no solo afectan a nuestra capacidad de enviar hardware, sino también a la entrega de software, como las suscripciones que los clientes piden con el hardware", anotó Heron. "Ese software no entregado también se incluye en la cartera de pedidos hasta que se envía el hardware, que es cuando empezamos a reconocer los ingresos".

En cuanto a si la escasez de componentes está mejorando o empeorando, Robbins se quedó a medias.

"Diría que, durante el trimestre, la cadena de suministro no ha empeorado ni ha mejorado materialmente", sostuvo Robbins. "No diría que tenemos una gran línea de tiempo para nosotros para cuando las cosas comienzan a mejorar. Todo lo que sabemos ahora es que esperamos que esto nos acompañe durante la segunda mitad del año".

La situación ha provocado que Cisco y sus homólogos suban los precios a los clientes, alrededor de un 10% en todos los casos, según los expertos.

"Creo que claramente tenemos clientes que definitivamente están tratando de comprar antes de los aumentos de precios, y las conversaciones han pasado de ser, yo diría, generalmente comprensivas a estar un poco más frustradas, principalmente por el tiempo que se ha tardado en obtener el producto", indicó Robbins. "Y se les está acabando la paciencia, como a todos nosotros. Pero, ya sabe, todo el mundo lo entiende en general, porque francamente, la mayoría de nuestros clientes probablemente están haciendo lo mismo con sus clientes y con cualquier negocio que tengan, en general, dada la presión inflacionista que vemos en todas partes".