Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Ya están disponibles los nuevos chips EPYC de AMD

Con mayor caché para cargas de trabajo intensas

[23/03/2022] AMD ha añadido cuatro nuevas referencias de procesadores a su línea de chips de gama alta EPYC (antes llamada Milan-X), incorporando capacidad adicional de caché L3 a la serie EPYC existente.

La principal novedad de los nuevos chips 7773X, 7573X, 7473X y 7373X, que se anunciaron inicialmente en una hoja de ruta hecha pública a finales del año pasado, reside en su construcción física: AMD denomina a esta nueva técnica V-Cache 3D. Mientras que la mayoría de los procesadores se construyen con una sola pieza de silicio en su interior, los nuevos chips de AMD montan un segundo troquel de microprocesador sobre el primero, lo que permite una mayor caché L3, señalaron en su comunicado de prensa.

El vicepresidente de investigación de IDC para semiconductores informáticos, Shane Rau, dijo que se trata de una característica importante para las aplicaciones de muy alta gama a las que AMD se dirige con la serie EPYC, que AMD agrupa bajo la rúbrica de "computación técnica": cargas de trabajo empresariales muy exigentes como el modelado y la visualización, así como aplicaciones académicas y científicas.

"El propósito de la caché es adelantar los datos que van a ser utilizados a continuación por el procesador, para que estén disponibles antes que tenga que volver a la memoria principal para encontrar los datos", señaló. "Una caché L3 más grande significa más datos disponibles más rápidamente para los procesadores, que las cargas de trabajo técnicas pueden utilizar".

Los precios de los nuevos chips son relativamente elevados, añadió Rau, gracias a las nuevas características mejoradas de la caché: el 7373X de 16 núcleos comienza en 4.185 dólares para la tarifa estándar de la industria "1K", que describe el precio por unidad en un orden de mil, mientras que el 7773X de 64 núcleos comienza en 8.800 dólares. (A veces es posible hacer rebajas de precio para pedidos más grandes, señaló Rau).

Las impresionantes capacidades de los chips, combinadas con su precio relativamente elevado, reflejan la estrategia de producto de AMD, que continúa su relación competitiva con Intel, que sigue representando aproximadamente el 85% del mercado de procesadores para servidores. (La cuota de AMD es de aproximadamente el 11%, según Rau).

"Intel tiene una pila de productos mucho mayor... así que, si uno va a comprar un procesador de Intel, tendrá más donde elegir, y posiblemente una segmentación más fina del mercado", sostuvo. "El enfoque de AMD en el mercado se basa en un número menor de SKU, pero cada SKU es capaz de servir a una gama más amplia de cargas de trabajo".