Llegamos a ustedes gracias a:



Casos de éxito

El Banco de la Nación va a la nube

Luis Alberto Arrús, gerente de Banca Digital del Banco de la Nación.

[29/03/2022] Con la entrega del bono Yanapay se inició una nueva era en el Banco de la Nación. Ese proyecto de pago ya no se realizó desde los servidores del banco sino desde la nube, gracias a la implementación de un nuevo core bancario implementado por la firma de soluciones para banca Temenos. Yanapay no fue sino la culminación de un proyecto que se inició en mayo del 2020 y que culminó en octubre de año pasado con la entrega del bono mencionado.

Conversamos con Luis Alberto Arrús, gerente de Banca Digital del Banco de la Nación, quien nos ofreció detalles de las necesidades que pudieron satisfacer con su nuevo core y de los aprendizajes que se realizaron durante el proceso.

¿Cuál es la herramienta que implementaron y por qué lo hicieron?

Lo que hemos implementado es el nuevo core bancario que ahora está en la nube. Antes teníamos este core bancario en un medio local, es decir, los servidores estaban localmente. Entonces esta necesidad surge básicamente porque nos enfrentábamos al reto de la Cuenta DNI en donde se busca crear cuentas bancarias para toda la ciudadanía del Perú. Ante este reto, en donde se va a tener muchas transacciones y la exigencia de agilidad, se vio la necesidad de contratar una plataforma o solución muy robusta.

¿Cuáles eran las necesidades puntuales?

Lo primero eran los grandes volúmenes de transacciones. Nuestro core local estaba preparado para un número limitado de transacciones y con la solución lo que se busca es escalabilidad, tratar de crecer rápidamente de acuerdo a la demanda que va surgiendo. Nosotros hemos pasado de tener cero cuentas bancarias, específicamente en este producto, a la idea de tener 24 millones de cuentas, y más. Eso es una necesidad clarísima, y la capacidad que tenía nuestro actual sistema era limitada, pasarlo a la nube nos ofrece la capacidad de lograr esta escalabilidad.

Adicionalmente, está el tema de las capacidades de desarrollo que puede tener el banco. Aquí, por ejemplo, tenemos un grupo definido de desarrolladores en el equipo informático y la ventaja de tener un proveedor de este tipo es que nos permite ampliar la capacidad del recurso de desarrollo. Eso es importante también.

¿Cuándo comenzaron la búsqueda de esta solución? ¿Fue Temenos un proveedor que ya tenían en mente o la eligieron entre varias alternativas?

Al ser una entidad pública se hizo una revisión de varios proveedores. Sobre todo, lo que se trató de puntualizar es que estuvieran en el cuadrante más importante de Gartner. Se buscó un proveedor que tuviera estas características y que tenga soluciones con escalabilidad, agilidad, robustez, etcétera. Esto se empezó específicamente el año 2020; la búsqueda comenzó desde mayo del 2020, pero se comenzó con el proyecto a partir de noviembre del 2020. Salimos en producción en octubre del 2021 con el pago del Bono Yanapay.

¿Cuáles diría que fueron los mayores retos de la implementación? ¿Fue complicado?

La verdad que sí, sobre todo por las características del banco. El banco tiene una cultura bastante tradicional; nunca el banco había ido a la nube, esta es su primera solución de esta envergadura en la nube. Este proyecto ha sido muy importante para el banco y el tener poco conocimiento ha sido un reto en el proyecto.

Un reto importante fue la integración con los proveedores. Este es un proyecto donde intervienen varios proveedores como Reniec, Osiptel y otros aliados que trabajan directamente con Temenos; entonces, articular esta integración fue algo bastante complicado porque hay distintas funcionalidades que quieren salir a la vez y que tienen un papel importante para la apertura de la cuenta bancaria, que es lo que estábamos buscando.

¿Desde el inicio se buscó que fuera un proveedor que ofreciera soluciones de nube?

Específicamente, hicimos una investigación y lo que primero aparece es hacerlo con lo que se tiene, potenciar lo que se tiene; sin embargo, las tendencias del mercado y la tecnología van llevando las soluciones hacia la nube. Entonces, vimos todos los beneficios que podría traer la nube justamente en cuanto a la escalabilidad y robustez que era lo que nosotros estábamos buscando.

¿Esta solución se ha implementado con todas sus funcionalidades o parcialmente?

Esto se ha trabajado con metodologías ágiles, primero hemos lanzado un primer MVP, justamente para el pago del bono, que fue en octubre. Lo que queríamos era cumplir con este mínimo para poder garantizar una pagaduría de este bono para esa cantidad de bonistas. Esto quiere decir que nosotros lanzamos algunas funcionalidades solamente para la cuenta. Por ejemplo, para poder utilizar el bono podías retirarlo a través de la red de ATM del banco, a través de una billetera digital que era BIM, y a través de los POS de los comercios Vendemas. Esto nos permitía garantizar que la gente pudiera retirar el dinero, el bono.

De aquí hacia adelante, estamos trabajando en nuevas funcionalidades, como tener nuevas billeteras electrónicas como Yape, Tunki o PLIN, y tener otras funcionalidades como la recarga de celulares, pago con QR, transferencias, retiros por agentes, etcétera, funcionalidades que van a ir enriqueciendo nuestro producto.

Son MVPs que nos hemos planteado lanzar a lo largo del tiempo. Entonces vamos a tener una solución mucho más interesante para toda la estructura de la pirámide de clientes, primero enfocándonos en la parte inicial que es la pagaduría para después ir a las partes complementarias de una cuenta bancaria y que pueden ser más atractivas para una persona que ya posee cuentas bancarias en su haber.

¿Cuándo se lanzará la siguiente fase?

El 1 de mayo debemos estar comenzando las últimas pruebas para lanzar billeteras electrónicas. Vamos a tener una alianza con Yape y posteriormente con PLIN y Tunki para enriquecer este producto que hemos lanzado al mercado, y así las personas a las que les hemos abierto una cuenta puedan transferir dinero de una cuenta a otra.

¿Hasta dónde se extiende el horizonte de implementaciones?

Las implementaciones van a continuar a lo largo del tiempo. Este año nos hemos marcado varios hitos; terminamos este año con el hito de poder retirar y depositar el dinero en agentes corresponsales, básicamente porque con el agente corresponsal podemos tener una capilaridad bastante mayor que con los ATM, justamente para llegar a los destinos más alejados de las ciudades y esto nos permita llegar a las personas que están más alejadas de la inclusión financiera.

En general, de lo ya avanzado, ¿cuáles considera que son los factores críticos de éxito?

Definitivamente, para el proyecto, el liderazgo de la alta dirección ha sido primordial. Su auspicio ha sido vital, porque esto nos permite estar más enfocados, tener los recursos correspondientes, tener el tiempo y buscar la exclusividad del recurso humano para poder desarrollar el proyecto. Eso creo que es bastante importante.

Lo segundo es que hemos destinado al mejor equipo del banco, para cada de las ramas o funcionalidades que hemos implementado. Eso creo que también es un buen paso que hemos dado, y hemos ido mejorando ese equipo de cara a ese primer lanzamiento que fue en octubre del año pasado y lo estamos reforzando y perfilando mejor para estas segundas entregas y preparándonos para lo nuevo que viene.

Después, un tercer factor de éxito ha sido escoger un buen proveedor, que nos garantice tecnología, escalabilidad, robustez y conocimiento, sobre todo de la plataforma, que nos permita asesorarnos o complementar la información que no tenemos, y extender cierto conocimiento de otras locaciones para poder potenciar nuestra solución.

¿Desea agregar algo?

He tenido la suerte de liderar este proyecto. Creo que hemos tenido varios logros a lo largo del año, sobre todo, y uno de los más importantes, ha sido crear la primera cuenta digital aquí en el Banco de la Nación. Esta cuenta, que es la Cuenta DNI, puede abrirse sin necesidad de ir a una agencia bancaria; de hecho, hemos podido abrir 2,1 millones de cuentas bancarias en solo un mes y activar casi 1,9 millones de cuentas. Esta solución ha permitido llegar a casi el 95% de los distritos con conectividad y esperamos que sea el primer paso para poder llegar a cubrir toda esa brecha de inclusión financiera.

Esto va a ser el cimiento para lo que pueda venir más adelante. Nuestro objetivo es abrir cuentas para aproximadamente 24 millones de ciudadanos. Este año nos hemos fijado el objetivo de abrir 10 millones de cuentas más. Entonces, el reto lo tenemos ahí y es simplemente seguir enfocados para poder lograr este sueño que se ha propuesto el banco de transformar la inclusión financiera del Perú.

Primer Contacto

Más »

Casos de éxito

Más »