Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Elon Musk intensifica la guerra de Twitter

Con una OPA hostil de 40 mil millones de dólares

[18/04/2022] Después de encuestar a sus seguidores sobre la adhesión de la red social a la libertad de expresión, de comprar casi el 10% de las acciones de la compañía, de aceptar y luego rechazar una oferta para formar parte del consejo de administración, y de proponer varias ideas para nuevas funciones, Elon Musk tiene una nueva táctica en su guerra contra Twitter: comprarla directamente. En una revelación en, lo ha adivinado, Twitter, Musk ha anunciado que ha hecho una oferta de 41 mil millones de dólares en efectivo para hacer privada la compañía.

La última táctica es un movimiento asombroso que podría tener enormes efectos más allá de Twitter. El precio de la oferta de Musk de 54,20 dólares por acción -porque tenía que meter un chiste de 420- representa una prima del 38% respecto al cierre de Twitter del 1 de abril, el último día de cotización antes de que toda la saga comenzara con la revelación de que el consejero delegado de Tesla había tomado una participación de casi el 10% en Twitter.

Tras esa considerable compra de acciones, Musk aceptó un puesto en el consejo de administración de Twitter, pero rápidamente renunció a él después de que Twitter pidiera una comprobación de antecedentes y un tope del 15% del total de acciones.

No está claro cuáles serán los siguientes pasos. El consejo de administración de Twitter tiene que revisar la oferta, pero es poco probable que se iguale la cantidad que Musk está dispuesto a pagar. Es difícil ver la oferta como algo que no sea hostil, especialmente teniendo en cuenta los acontecimientos que se han producido en las últimas semanas. La oferta de Musk incluye la condición de que Twitter se transforme en una empresa privada.

En la carta de oferta, Musk dijo que cree en el potencial de Twitter para ser la plataforma de la libertad de expresión en todo el mundo, y cree que la libertad de expresión es un imperativo social para una democracia que funcione. Añadió que la oferta era su mejor y última oferta, y que no está jugando al juego de ida y vuelta. Si no se acepta, Musk dice que tendría que reconsiderar su posición como accionista.