Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Las ventas de infraestructura en la nube aumentan

A medida que las empresas buscan resiliencia digital

[03/05/2022] El gasto mundial en servicios de infraestructura en la nube aumentó un 34% hasta un total de casi 56 mil millones de dólares en el primer trimestre del 2022, impulsado por la necesidad de resiliencia y flexibilidad a medida que las empresas se enfrentan a problemas de la cadena de suministro y a la agitación geopolítica, según un informe publicado el viernes por la firma de análisis Canalys.

Según el informe, la migración de cargas de trabajo a la nube, la inversión en almacenamiento de datos y el desarrollo de aplicaciones nativas en la nube han sido factores que han impulsado la inversión de las pymes en la nube, al tiempo que han intensificado sus proyectos de transformación digital. Pero las grandes empresas también han incrementado su gasto en servicios en la nube: dada la escasez de hardware de infraestructura y la posibilidad de que los proveedores de la nube aumenten los precios en el futuro, las grandes empresas han optado por contratos considerables y a largo plazo para obtener descuentos en los precios de AWS, Azure y Google Cloud.

El analista de investigación de Canalys, Blake Murray, afirmó que la resistencia digital es una consideración clave para las empresas de todos los tamaños que invierten en el mercado de la infraestructura en la nube, y que la experiencia especializada en la nube se está convirtiendo en un bien cada vez más valioso.

La resistencia digital es clave para afrontar los retos del mercado

"La nube ha seguido siendo un mercado caliente y las estrategias de transformación están haciendo hincapié en la resiliencia digital para hacer frente a los desafíos del mercado de hoy y de mañana", señaló en un comunicado. "Para ser eficaces en la planificación de la resiliencia, los clientes están recurriendo a los socios de canal con las habilidades técnicas y de consultoría para ayudarles a adoptar eficazmente los servicios de nube de hyperscaler."

En consecuencia, los programas de certificación centrados en la nube han ido en aumento, y los principales integradores de sistemas como Accenture, Deloitte y Tech Mahindra han ido adquiriendo empleados con una experiencia significativa en ingeniería de la nube.

El gasto mundial en infraestructura en la nube se ha mantenido relativamente estable durante los últimos cuatro años, según Canalys: el punto más bajo de ese periodo fue el segundo trimestre del 2020, el trimestre inicial de la pandemia, cuando el crecimiento fue de poco más del 30% en términos interanuales, pero en los últimos trimestres se han registrado cifras cercanas al 35%.

En cuanto a los proveedores, los tres grandes representaron el 62% de todo el gasto en la nube en el primer trimestre del 2022. El líder indiscutible fue AWS, que representó por sí solo el 33% del gasto total en la nube, seguido de Azure con el 21% y Google Cloud con el 8%. Sin embargo, a pesar de su menor cuota de mercado global, Google Cloud fue el que más creció de los tres grandes, aumentando su cuota en un 54% en el último trimestre, manteniendo su enfoque en la analítica, la ciberseguridad y la IA, entre otras áreas, y construyendo centros de datos regionales en todo el mundo.