Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

¿Problemas de Wi-Fi? Diagnostique los problemas con su router

[21/05/2022] Cada vez que alguien me envía una pregunta sobre cómo arreglar su Wi-Fi, me estremezco. No es que no me guste ayudar a la gente con sus problemas con el router. De hecho, hay pocos esfuerzos geek que encuentro más gratificantes que arreglar los problemas de conexión Wi-Fi en la casa de un amigo o familiar.

Pero Wi-Fi siempre se ha sentido más como un arte oscuro que como una ciencia, y es un arte que es difícil de conjurar sin estar físicamente presente. Los posibles puntos de falla están en todas partes, y lo que funciona bien en un hogar puede no funcionar en otro. Incluso los revisores de equipos de redes pueden llegar a conclusiones drásticamente diferentes sobre el mismo producto.

[Reciba lo último de CIO Perú suscribiéndose a nuestro newsletter semanal]

El Wi-Fi está fundamentalmente en desacuerdo, entonces, con mi deseo de responder preguntas con recomendaciones específicas. Lo mejor que puedo hacer es explicarle cómo diagnostico yo mismo los problemas de Wi-Fi. De esa manera, puede tomar mejores decisiones sobre si (y cómo) actualizar su propio equipo.

Evalúe el problema del Wi-Fi

El primer paso para resolver los problemas de Wi-Fi es ver si la ralentización proviene de su cable módem (que lleva el servicio de Internet a la casa) o del router (que distribuye la conectividad Wi-Fi por toda la casa).

Comience conectando una computadora directamente a su módem con un cable ethernet y ejecutando una prueba de velocidad. (La forma más fácil es realizar una búsqueda en Google de prueba de velocidad y luego presionar el botón azul Ejecutar prueba de velocidad en la parte superior de los resultados de la búsqueda). Un adaptador USB a Ethernet será necesario para probar en computadoras que no tienen un puerto ethernet, pero si eso es demasiado problema o no tiene una computadora adecuada, también puede intentar llamar a su proveedor de Internet y pedirles que prueben su velocidad de Internet remotamente

Ejecutar pruebas de velocidad en toda la casa puede ayudarle a descubrir dónde están los puntos problemáticos de Wi-Fi. (Jared Newman / Foundry)
Wi-Fi, redes, routers

Si las velocidades de conexión por cable están a la par con las velocidades anunciadas por su proveedor de Internet, el siguiente paso es comenzar a realizar pruebas de velocidad en toda la casa. Mida las velocidades alrededor del área donde la conectividad se siente lenta, luego regrese a donde se encuentra el router, ejecutando múltiples pruebas en cada área a medida que avanza.

El objetivo aquí es averiguar dónde están ocurriendo los problemas de conexión. Las velocidades lentas constantes en toda la casa pueden ser una señal de un router obsoleto, mientras que las zonas muertas o los problemas de alcance pueden requerir un router más potente o un sistema Wi-Fi de malla. (Más sobre eso en breve).

Encuentre la versión 802.11 de su router Wi-Fi

Para saber si se tiene que reemplazar el router, es útil conocer qué edad tiene. Una forma de hacer esto es ubicar el número de modelo del router (es probable que esté impreso en el mismo router), y luego buscar en la web información sobre qué versión de Wi-Fi que soporta. Estas son las principales versiones de Wi-Fi que debe conocer:

  • 802.11a/b/g: Extremadamente antiguo y casi seguro que es la fuente de todos sus problemas de Wi-Fi.
  • 802.11a/b/g/n (o simplemente 802.11n): Obsoleto en este momento y un candidato sólido para el reemplazo. Muchos de estos routers solo soportan una banda de frecuencia única que es más lenta y más propensa a la congestión, y las variantes de doble banda tienen un alcance limitado en la banda de frecuencia más rápida de 5 GHz.
  • 802.11ac (también comercializado como Wi-Fi 5): No es el último estándar, pero aún está ampliamente disponible incluso en algunos routers de alto rendimiento.
  • 802.11ax (o Wi-Fi 6): Los routers que usan este estándar comenzaron a comercializarse a fines del 2020, por lo que es probable que su router sea bastante nuevo.
  • Wi-Fi 6E: Felicitaciones, probablemente acaba de comprar un nuevo router.

Las versiones Wi-Fi por sí solas no son un indicador de calidad -un router Wi-Fi 6 económico puede ser peor que un sistema de malla de alta gama con Wi-Fi 5- pero cada versión sucesiva ha introducido nuevas características que mejoran la conectividad, y nosotros en general hemos visto un impulso hacia un mejor rendimiento con el tiempo.

Pruebe algunas correcciones de router más pequeñas

Solo para repetir un consejo dado anteriormente, a veces cambiar la configuración de canal y ancho de banda de su router puede hacer maravillas para reducir la interferencia de Wi-Fi, especialmente si ve velocidades inconsistentes en dispositivos que no están demasiado lejos del router. Al profundizar en la configuración de su router, puede omitir la selección automática de canales y encontrar un canal que pueda estar menos congestionado.

También puede probar algunos otros pequeños ajustes, como hacer que su router no esté en el suelo y despejar algo de espacio a su alrededor, pero no comenzaría a reorganizar su habitación por el bien del router. Lo más probable es que las mejoras sean mínimas. Por supuesto, mover su router a una ubicación más central en el hogar puede ayudar, pero eso probablemente requerirá que la compañía de cable vuelva a cablear la conexión a Internet de su hogar.

Debido a que reemplazar un router es una molestia, muchas personas se preguntan si pueden resolver sus problemas con un extensor o repetidor Wi-Fi, que toman la señal inalámbrica desde un router y la retransmiten más lejos. (El extensor a veces se refiere a un dispositivo con una conexión por cable al router, aunque a menudo veo que ambos términos se usan indistintamente).

Mi experiencia con los extensores Wi-Fi es impredecible. Los repetidores inalámbricos siempre degradarán cualquier señal que reciban, por lo que los beneficios pueden cancelarse si está tratando de abordar una zona muerta o la interferencia de otros dispositivos inalámbricos cercanos. Lo mismo ocurre con los adaptadores de línea eléctrica, que envían una conexión Ethernet por cable desde su router a otra parte de la casa a través de los enchufes de pared. Dependiendo de cómo esté conectada su casa, este enfoque puede darle una conexión débil o no funcionar en absoluto.

No le digo a la gente que evite los extensores por completo, porque pueden funcionar en algunos escenarios, pero mantenga bajas sus expectativas y esté preparado para devolver el dispositivo si no ayuda.

Elegir un nuevo router Wi-Fi

Una vez que haya llegado a la conclusión de que es hora de reemplazar su router, ¿entonces qué?

Un sistema Wi-Fi de malla será la forma más segura de resolver sus problemas de Wi-Fi, especialmente en casas más grandes o con muchas zonas muertas. Estos sistemas le permiten conectar múltiples puntos de acceso en toda la casa, creando una gran red. Son mejores para administrar las conexiones que un router con un extensor, y los sistemas anunciados como triple banda pueden conectar cada punto de acceso sin congestionar el resto de la red.

Sin embargo, tales sistemas podrían no ser necesarios. Si no ha reemplazado su router por un tiempo, incluso un nuevo router independiente podría ser suficiente para alimentar las zonas muertas si no están demasiado lejos. Los routers independientes generalmente son menos costosos que los sistemas de malla, y algunos tienen características de las que carecen los sistemas de malla, como soporte de almacenamiento USB o una gran cantidad de puertos Ethernet.

Sin embargo, en última instancia, no hay forma de saber con certeza si un nuevo router funcionará sin probarlo usted mismo. Puede leer todo tipo de reseñas, pero ni siquiera el mejor consejo es válido para todos. Comprar un nuevo router siempre implicará un acto de fe.

Una nota sobre las combinaciones de módem/router

Finalmente, hay un factor que complica más: aunque las compañías de cable solían distribuir módems y routers de Internet por separado -los primeros traían Internet desde el exterior de la casa y los segundos para distribuir Wi-Fi a través del hogar- ahora es cada vez más común obtener ambas funciones en una caja. Eso facilita la instalación para la compañía de cable, pero hace que el reemplazo del router sea más complicado para usted.

Si tiene un cuadro combinado y lo está pagando con tarifas de alquiler, considere reemplazarlo con dos dispositivos: un nuevo router y un cable módem por separado. Pero tenga en cuenta que algunas empresas -en particular los proveedores de Internet de fibra óptica- hacen que reemplazar el componente del módem sea difícil o imposible.

Si no es posible o necesario reemplazar el módem, simplemente puede desactivar sus funciones de Wi-Fi para que no interfieran con su nuevo router. Las instrucciones para hacerlo pueden variar según el proveedor, así que espere buscar en Google el modo módem o el modo puente más el nombre de su proveedor de Internet.

Puede ver también: