Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

7 formas de mantener conectados a los equipos remotos e híbridos

[09/08/2022] En el antiguo mundo laboral, encontrábamos amigos, ligas deportivas, compañeros de compras, y personas con las que tomar un trago después del trabajo en la oficina. El trabajo era solo una parte de la razón por la que nos presentamos. También íbamos para sentirnos parte de algo.

En un entorno de trabajo remoto o híbrido, el trabajo y la conexión social están más separados, y esto repercute tanto en nuestro trabajo como en nuestra vida personal. Lamentablemente, tendremos que conocer a nuestra próxima pareja romántica o compañero de golf en otro lugar. Pero esta distancia también afecta la calidad del trabajo que hacemos y cuán conectados nos sentimos.

[Reciba lo último de CIO Perú suscribiéndose a nuestro newsletter semanal]

"Una persona puede pasar el rato con gente con la que disfruta, señala Helen Horstmann-Allen, COO de Fastmail, un proveedor de correo electrónico centrado en la privacidad. "Y puede hacer grandes cosas. Pero cuando hace ambas cosas juntas, realmente experimenta el sentido de la vida. Todo lo que sucede en las oficinas -el almuerzo, la zona de café, la papelería, etc.- tienen que ver con crear esa sensación de conexión. Sentirse conectado a un grupo es lo que crea un sentido más profundo de propósito en nuestro trabajo.

Lograr una conexión profunda y significativa entre un equipo remoto o híbrido requiere que alguien -o quizás todos- piense de manera intencional cómo hacer que suceda. Particularmente en los lugares de trabajo totalmente remotos, no ocurrirá en el camino hacia y después de las reuniones, en el ascensor, en la sala de descanso o porque pasa junto al escritorio de alguien. Tendrá que hacer que suceda.

Este es un mundo nuevo y desafiante y, hasta cierto punto, lo estamos descubriendo todos juntos. Les pedí consejos a las personas que lideran equipos remotos e híbridos, a quienes han creado herramientas para facilitar la conexión entre equipos dispares, y a quienes han descubierto soluciones únicas. Estas son sus recomendaciones.

1. Hacer que la comunicación sea transparente

"Tratamos de animar a todos a usar los canales públicos para conversaciones de todo tipo, señala Peter Thompson, cofundador y CEO de Lucidlink, proveedor de servicios de archivos en la nube. "Queremos que todo sea lo más transparente posible. Su equipo de liderazgo estuvo de acuerdo desde el principio en que para crear una conexión en un equipo remoto sería absolutamente necesario sobrecomunicarse.

"Intentamos no utilizar el correo electrónico, explica. "Usamos Slack. Y tratamos de alentar a todos a utilizar los canales públicos para todo.

Entonces, a menos que alguien esté coordinando el almuerzo, o haya un problema de privacidad en torno a un tema, las cosas, incluso los temas de negocios de alto riesgo, se discuten abiertamente. "Las personas que se incorporan a la empresa nos dicen que nunca han estado en un lugar tan abierto sobre algunas de las cosas de las que hablamos.

Esto hace que todos se sientan incluidos y de confianza, señala. "No se trata solo de 'Oye, está disponible, ve a verlo'. Todos son parte de la discusión.

2. Apoyarse en los grupos de recursos para empleados

"Los grupos de recursos para empleados (ERG) están desempeñando un nuevo papel en el trabajo híbrido cuando se trata de conectividad, sostiene Paaras Parker, director de recursos humanos de Paycor, fabricante de software para RRHH. Estos grupos de carácter social generalmente están encabezados por voluntarios que reúnen a personas con pasiones similares y organizan reuniones, chats o actividades en línea. Más que nunca, estos grupos se han convertido en una forma importante de crear conexiones, especialmente entre las personas de la empresa que no trabajan juntas en proyectos.

"La gente está teniendo buenas conexiones con las personas de sus equipos, anota. "Pero conocer a personas de otras partes de la organización es difícil.

Estos grupos cierran esa brecha.

"Muchas empresas tienen un grupo de padres que trabajan, un grupo de jóvenes profesionales, un grupo LGBTQ o un grupo de personas de color. Las personas se ofrecen como voluntarias para presidir estos grupos y organizar experiencias para sus asociados. Así se crea una manera informal de conectar con la gente. Son una gran herramienta para que las empresas vuelvan a comprometerse, asegura Parker, y agrega que ayudan a las personas a darse cuenta de que pueden aportar más y ser ellos mismos en el trabajo.

3. Crear un ambiente de compañerismo

¿Sigue siendo amigo de personas que conoció en la universidad? Hay algo acerca de aprender juntos que crea una conexión profunda.

Marko Gargenta, CEO y fundador de PlusPlus, un fabricante de software de capacitación interna que constituyó después de crear la Twitter University de Twitter, utiliza esa idea para crear una cultura empresarial. Empezó en Twitter porque vio que algunas personas tenían conocimientos profundos en temas que podían beneficiar a otros. Comenzó a recurrir a ellos para que impartieran talleres y compartieran ese conocimiento.

Esos talleres de 30 minutos fueron informales, en persona y muy populares. "Uno de cada cinco ingenieros daba clases con regularidad, indica. Continuaron cuando el mundo se volvió remoto, pero cambiaron a videos pregrabados. Esos no tuvieron el mismo impacto. "La gente quería una conexión humana, asegura. "Así que comenzamos a apostar por la conexión en vivo. Ahora se hacen por Zoom, pero son muy sincrónicos. Eso ha funcionado bien.

"Si nos fijamos en la antigua Grecia, comenta Gargenta, "Platón fundó La Academia. Era el lugar donde se congregaba la gente que perseguía las ideas o el dominio de temas, lo que creó un sentido de cultura. Este patrón de personas que persiguen conocimientos crea una comunidad. Es lo que dio forma a la antigua Grecia, y de eso surgieron todo tipo de innovaciones.

"No es tan diferente en las empresas, continúa Gargenta. "Si se crea un pozo de agua para las personas que buscan conocimiento, se crean comunidades de práctica, que dan forma a la cultura de las organizaciones. En los equipos híbridos esto es muy valioso, especialmente ahora que todos anhelamos contacto humano.

Existen alternativas a PlusPlus, como 360Learning y Tovuti LMS. Y, por supuesto, podría crear sesiones de aprendizaje casuales usando cualquier herramienta que sirva para las reuniones.

4. Publicar perfiles personales

En nuestro mundo social actual, muchas veces conocemos a las personas solo por su foto de perfil de Facebook, Twitter o TikTok. Y, curiosamente, esto crea una sensación de conexión con personas que quizás no conozcamos muy bien. De hecho, podríamos establecer una conexión con un completo desconocido en función de su foto y el perfil que la acompaña.

Horstmann-Allen de Fastmail recomienda que los perfiles en línea sean una parte esencial de la intranet de su empresa, del canal de Slack o cualquier foro que los equipos utilicen para comunicarse. Además de pedirles a las personas que publiquen una foto, les pide que escriban una descripción ligera en su perfil que explique quiénes son cuando no están en el trabajo.

"Me encanta la jardinería, explica. "Así que publiqué una foto de mi jardín para que la gente me pueda preguntar: 'Helen, ¿has plantado algo esta temporada?'. Otras personas publican fotos de sus mascotas.

De esta manera, cuando ve una cara nueva en una reunión o en un proyecto en el que está involucrado, puede sentir que conoce a la persona, aunque sea ligeramente, antes de iniciar una conversación de Slack, una llamada de Zoom u otras formas de conversación.

5. Formalizar las reuniones sociales informales en línea

"Para alentar a las personas a ser casuales e informales, es necesario reducir las expectativas, anota Steve Gottlieb, CEO y fundador de la sala de trabajo virtual Watercoolr. "Si alguien entra a Slack y le dice a otra persona: 'Oye, me gustaría que me asesore', es bastante directo y atrevido. Pero si tiene un entorno en línea más informal en el que la gente se reúne por razones sociales, crea oportunidades para establecer tales conexiones. "Si ve a alguien que le resulta interesante [en una reunión en línea] y está libre, puede decirle: 'Solo quería presentarme'.

Llegar a las personas en entornos en línea de altas expectativas/alto riesgo es difícil para muchas personas, anota. Así que considere crear un lugar de reunión en línea de bajas expectativas/bajo riesgo.

Hay muchas maneras de crear lugares de encuentro informales en línea, incluyendo herramientas que ayudan a las personas a reunirse virtualmente alrededor del dispensador de agua, para tomar un café o por accidente. El año pasado analizamos algunas.

6. Crear un espacio de descubrimiento intencional

Vinay Hiremath, cofundador y CTO de Loom, compañía de video asincrónico, señala que crear un lugar en línea donde las personas puedan descubrirse entre sí ha hecho maravillas para los equipos remotos de su empresa. Los miembros del equipo usan la herramienta de video de la empresa para crear videos cortos sobre cosas como sus plantas, mascotas o intereses, y los publican en la plataforma privada de la empresa. Luego se descubren a través de intereses similares o simplemente paseando.

"Tenemos un recorrido de plantas de interior que fue tendencia, comenta. "También hay un recorrido de rutinas de cuidado de la piel al que le está yendo bien. Para cada uno de ellos, las personas presentan en video sus plantas o su rutina de cuidado de la piel y lo publican, etiquetándolo con el nombre del recorrido. Las etiquetas reúnen esos recorridos para que pueda ver fácilmente las plantas o las rutinas de cuidado personal de sus compañeros de trabajo.

Podría aprender algo. Sin duda conocerá un poco a otras personas de la empresa.

Las herramientas de video asincrónico, como Loom de Hiremath, están surgiendo en masa para satisfacer la necesidad de los equipos híbridos que quieren la conexión personal de una videollamada sin los problemas de programación. Otros startups incluyen Claap, easyUp, Supernormal y Weet, y los principales proveedores de tecnología de colaboración como Slack, Cisco, Zoom, GoToMeeting, Dropbox, Asana y Trello también están participando en la acción de video asíncrono.

7. Reunirse en el metaverso

Chris Savage y su cofundador de Wistia, una plataforma de alojamiento de videos para especialistas en marketing, se toparon con una idea que ofrece una visión del futuro de la conectividad en el lugar de trabajo. Después de que algunas encuestas revelaran las bajas cifras en torno a lo conectados que se sentían los empleados con la empresa, realizaron una hackatón para intercambiar ideas sobre cómo solucionarlo. La hackathon en sí fue una excelente manera de conectar a las personas. Pero una idea que surgió fue darles a todos los empleados de la empresa gafas Oculus e invitarlos a reunirse en el metaverso.

"La gente se mostró escéptica, comenta sobre el experimento. "Pero la mayoría se ha sorprendido de lo divertido que ha sido.

Conocer a otras personas en el metaverso es una experiencia inusual. Todos son avatares, así que la gente no se ve la cara, lo que ayuda a muchos a relajarse, señala Savage. Sin embargo, se tiene una sensación de presencia. Uno puede pararse al lado de algunas personas mientras que otras se sienten lejos. El sonido también es espacial. Pero la mejor parte es que hay algo que hacer ahí, al igual que cuando se reúnen en el mundo real.

Su empresa realiza juegos para que puedan pasar el rato juntos. Savage cuenta que su juego favorito es el minigolf. "Es divertido. Pero parte de lo que lo hace tan interesante es que tiene algo que hacer mientras está pasando el rato. Se puede hablar de lo que sea, pero no se tiene que hablar todo el tiempo. En Zoom, se siente raro simplemente sentarse juntos y no hablar.

Parte del éxito del esfuerzo fue darles permiso a todos para hacerlo. "Les dijimos a las personas que debían sentirse cómodas jugando durante la jornada laboral, anota. "Cuando tiene una oficina, la gente pasa el rato. Hay muchos permisos para cosas que son de trabajo. La gente fuma, toma café, entre otros. Con el trabajo remoto, eso se pierde. Es solo trabajo, trabajo, trabajo. El objetivo era dar a la gente permiso para hacer algo durante la jornada laboral que no fuera trabajo.

Otra razón por la que cree que ha tenido éxito es que la empresa hizo un esfuerzo para que la gente se familiarizara con la idea. "Comenzamos programando un par de tardes en las que los más experimentados jugaban con varias personas, explica. "Y eso evolucionó a que todos quisieran hacer un torneo de minigolf.

Entonces, es posible que, si las empresas hacen bien las conexiones remotas e híbridas, después de todo sí podamos conocer en el trabajo a nuestro próximo compañero de golf o de compras.

Puede ver también:

Casos de éxito

Más »