Llegamos a ustedes gracias a:



Reportajes y análisis

Qué son los centros de datos y cómo están evolucionando

[29/08/2022] Un centro de datos o datacenter es la instalación física que proporciona la potencia de cálculo para ejecutar aplicaciones, la capacidad de almacenamiento para procesar datos, y la red para conectar a los empleados con los recursos necesarios para realizar su trabajo.

Los expertos han predicho que el centro de datos local será reemplazado por alternativas basadas en la nube, pero muchas organizaciones han llegado a la conclusión de que siempre tendrán aplicaciones que necesitan vivir en las instalaciones. En lugar de morir, el centro de datos está evolucionando.

[Reciba lo último de CIO Perú suscribiéndose a nuestro newsletter semanal]

Se está distribuyendo más, con centros de datos de borde que surgen para procesar los datos de la IoT (Internet de las cosas, por sus siglas en inglés). Se está modernizando para operar de forma más eficiente a través de tecnologías como la virtualización y los contenedores. Está añadiendo funciones similares a las de la nube, como el autoservicio. Y el centro de datos on-prem se está integrando con los recursos de la nube en un modelo híbrido.

Los centros de datos de hoy en día, que antes solo estaban al alcance de las grandes organizaciones que podían permitirse el espacio, los recursos y el personal necesarios para mantenerlos, se presentan en muchas formas, como la colocación, el alojamiento, la nube y el borde.  En todos estos escenarios, el centro de datos es un espacio cerrado, ruidoso y frío, que mantiene sus servidores de aplicaciones y dispositivos de almacenamiento a salvo para que hagan lo suyo las 24 horas del día.

¿Cuáles son los componentes de un centro de datos?

Todos los centros de datos comparten una infraestructura subyacente similar que permite un rendimiento fiable y constante. Los componentes básicos son

  • Energía: Los centros de datos necesitan suministrar energía limpia y fiable para que los equipos funcionen las 24 horas del día. Un centro de datos tendrá múltiples circuitos de energía para la redundancia y la alta disponibilidad, proporcionando una copia de seguridad a través de baterías de sistemas de alimentación ininterrumpida (SAI) y generadores diésel.
  • Refrigeración: La electrónica genera calor que, si no se mitiga, puede dañar los equipos. Los centros de datos están diseñados para extraer el calor y proporcionar aire frío para evitar el sobrecalentamiento de los equipos. Este complejo equilibrio de la presión del aire y la dinámica de los fluidos implica la colocación uniforme de pasillos fríos donde se bombea el aire, y pasillos calientes para recogerlo.
  • Red: Dentro del centro de datos, los dispositivos están interconectados para que puedan comunicarse entre sí. Y los proveedores de servicios de red ofrecen conectividad al mundo exterior, facilitando el acceso a las aplicaciones empresariales desde cualquier lugar.
  • Seguridad: Un centro de datos dedicado proporciona una capa de seguridad física muy superior a la que puede lograrse cuando los equipos informáticos se almacenan en un armario de cableado, o en otro lugar no diseñado específicamente desde cero para la seguridad. En un centro de datos construido específicamente, los equipos se guardan de forma segura detrás de puertas cerradas con llave, y se alojan en armarios con protocolos para garantizar que solo el personal autorizado pueda acceder a los equipos.

¿Cuáles son los tipos de centros de datos?

  • En las instalaciones: Este es el centro de datos tradicional, construido en la propiedad de la organización con toda la infraestructura necesaria. Un centro de datos on-premise requiere una costosa inversión inmobiliaria y de recursos, pero es apropiado para las aplicaciones que no pueden trasladarse a la nube por motivos de seguridad, cumplimiento o de otro tipo.
  • Colocación: Un colo es un centro de datos propiedad de un tercero que proporciona la infraestructura física y la gestión por una tarifa. Usted paga por el espacio físico, la energía que consume y la conectividad de red dentro de las instalaciones. La seguridad física se proporciona a través de bastidores de centros de datos cerrados o áreas enjauladas bajo llave. El acceso a las instalaciones requiere credenciales y datos biométricos para garantizar la autorización. Hay dos opciones dentro del modelo colo: Usted puede mantener el control total de sus recursos, o puede ir con más una opción alojada en la que el proveedor de terceros asume la responsabilidad de los servidores físicos y unidades de almacenamiento.
  • IaaS: Los proveedores de la nube, como Amazon Web Services (AWS), Google Cloud Services o Microsoft Azure, ofrecen Infraestructura como Servicio (IaaS), lo que permite a los clientes acceder de forma remota a porciones dedicadas de servidores compartidos y almacenamiento a través de una interfaz de usuario basada en la web, para construir y gestionar una infraestructura virtual. Los servicios en la nube se pagan en función del consumo de recursos, y se puede aumentar o reducir la infraestructura de forma dinámica. El proveedor de servicios gestiona todos los equipos, la seguridad, la energía y la refrigeración; como cliente, nunca se le permite el acceso físico a ellos.
  • Híbrido: En un modelo híbrido, los recursos pueden estar alojados en varias ubicaciones e interactuar como si estuvieran en el mismo lugar. Un enlace de red de alta velocidad entre los sitios facilita un movimiento de datos más rápido. Una configuración híbrida es excelente para mantener las aplicaciones sensibles a la latencia o a la seguridad cerca de casa, mientras se accede a los recursos basados en la nube como una extensión de su infraestructura. Un modelo híbrido también permite el rápido despliegue y la amortización de los equipos temporales, eliminando la necesidad de sobreaprovisionar las compras para soportar los picos de negocio.
  • Borde: Los centros de datos de borde suelen albergar equipos que necesitan estar más cerca del usuario final, como los dispositivos de almacenamiento en caché, que mantienen copias de datos sensibles a la latencia debido a las necesidades de rendimiento. Es habitual colocar los sistemas de copia de seguridad en un centro de datos de borde, lo que permite a los operadores un mejor acceso para retirar y sustituir los medios de copia de seguridad (como la cinta) para enviarlos a instalaciones de almacenamiento externas.

¿Cuáles son los cuatro niveles de los centros de datos?

Los centros de datos se construyen en torno a acuerdos de nivel de servicio (SLA) que tienen en cuenta el riesgo potencial de interrupción del servicio durante un año natural. Para reducir el tiempo de inactividad, un centro de datos desplegará más recursos redundantes para lograr una mayor fiabilidad (por ejemplo, puede haber cuatro circuitos de energía geográficamente diversos en las instalaciones en lugar de dos). El tiempo de actividad se expresa en forma de porcentaje, a menudo denominado nueves, que refleja el número del dígito 9 en el porcentaje de tiempo de actividad, como en "cuatro nueves" o 99,99%.

Los centros de datos se miden en 4 niveles:

  • Tier o nivel 1: No más de 29 horas de interrupción potencial del servicio en un año natural (99,671% de tiempo de actividad).
  • Tier o nivel 2: No más de 22 horas (99,741%).
  • Tier o nivel 3: No más de 1,6 horas (99,982%).
  • Tier o nivel 4: no más de 26,3 minutos (99,995%).

Como puede ver, hay una gran diferencia entre las clasificaciones de nivel 1 y 4, y como es de esperar, puede haber diferencias de costo drásticas entre los niveles.

¿Qué es la infraestructura hiperconvergente?

El centro de datos tradicional se basa en una infraestructura de tres niveles con bloques discretos de recursos de computación, almacenamiento y red asignados para soportar aplicaciones específicas. En una infraestructura hiperconvergente (HCI, por sus siglas en inglés), los tres niveles se combinan en un único bloque de construcción llamado nodo. Se pueden agrupar varios nodos para formar un conjunto de recursos que pueden gestionarse mediante una capa de software.

Parte del atractivo de la HCI es que combina el almacenamiento, la informática y las redes en un único sistema para reducir la complejidad y agilizar las implantaciones en los centros de datos, las sucursales remotas y las ubicaciones de borde.

¿Qué es la modernización del centro de datos?

Históricamente, el centro de datos se consideraba un conjunto distinto de equipos que servían a aplicaciones específicas. A medida que cada aplicación necesitaba más recursos, se adquiría el equipo, se requería tiempo de inactividad para desplegarlo, junto con un uso cada vez mayor de espacio físico, energía y refrigeración.

Con el desarrollo de las tecnologías de virtualización, nuestra perspectiva cambió. Hoy en día, vemos el centro de datos de forma holística como un conjunto de recursos que se pueden dividir de forma lógica y, además, utilizar de forma más eficiente para dar servicio a múltiples aplicaciones. Al igual que con los servicios en la nube, las infraestructuras de aplicaciones que contienen servidores, almacenamiento y redes pueden configurarse sobre la marcha desde un único panel de vidrio. Un uso más eficiente del hardware permite que los centros de datos sean más eficientes y ecológicos, reduciendo la necesidad de más refrigeración y energía.

¿Cuál es el papel de la IA en el centro de datos?

La inteligencia artificial (IA) permite que los algoritmos desempeñen el papel tradicional de gestor de infraestructuras de centros de datos (DCIM), observando la distribución de energía, la eficiencia de la refrigeración, la carga de trabajo de los servidores y las ciberamenazas en tiempo real, y realizando ajustes de eficiencia de forma automática. La IA puede desplazar las cargas de trabajo a los recursos infrautilizados, detectar posibles fallas de los componentes, y equilibrar los recursos en el conjunto. Todo esto lo hace con poca interacción humana.

El futuro del centro de datos

El centro de datos está lejos de ser obsoleto. CBRE, una de las mayores firmas de inversión y servicios inmobiliarios comerciales, afirma que el mercado de centros de datos de Norteamérica aumentó su capacidad nueva en un 17% en el 2021, en gran parte debido a los hiperescaladores como AWS y Azure, así como al gigante de las redes sociales Meta.

Las empresas están generando más datos cada día, ya sean datos de procesos de negocio, datos de clientes, datos de IoT, datos de OT, datos de dispositivos de monitorización de pacientes, etc. Y buscan realizar análisis sobre esos datos, ya sea en el borde, onprem, en la nube o en un modelo híbrido. Es posible que las empresas no construyan físicamente centros de datos centralizados nuevos, pero están modernizando sus instalaciones de centros de datos existentes y ampliando su huella de centros de datos a ubicaciones de borde.

De cara al futuro, la demanda de la tecnología de los vehículos autónomos, el blockchain, la realidad virtual y el metaverso no harán sino estimular el crecimiento de los centros de datos.

Puede ver también: