Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

McKinsey & Company presenta informe sobre tendencias tecnológicas

[19/09/2022] La tecnología continúa siendo un catalizador principal para el cambio en el mundo. Los avances tecnológicos dan a las empresas, los gobiernos y las instituciones del sector social múltiples beneficios como la productividad, optimización de procesos, accesibilidad, entre otros. En ese sentido, la consultora McKinsey & Company, compartió los resultados de su investigación global McKinsey Technology Trends Outlook 2022.

El equipo de expertos de McKinsey Technology Council fue el encargado de realizar este informe sobre las tendencias tecnológicas. Para evaluar el desarrollo de cada una, el equipo recopiló datos sobre cinco medidas tangibles de actividad: patentes (innovación), investigación, noticias, búsquedas e inversión.

[Reciba lo último de CIO Perú suscribiéndose a nuestro newsletter semanal]

Adicionalmente, uno de los factores que se analizó por cada tendencia tecnológica fue el de nivel de adopción, el cual se refiere a cómo las tecnológicas tienen la capacidad de ser mejor adoptadas en diversos sectores empresariales.

McKinsey & Company identificó 14 de las tendencias tecnológicas más importantes que se están desarrollando en la actualidad. Entre las principales conclusiones del informe, se encuentran las siguientes:

  • Las 14 tendencias son: Conectividad avanzada, Inteligencia Artificial aplicada, Computación en la nube y perimetral, Tecnologías de realidad inmersiva, Industrialización del aprendizaje automático, Desarrollo de software de última generación, Tecnologías cuánticas, Arquitecturas de confianza e identidad digital, Web3, Futuro de la bioingeniería, Futuro de energías limpias, Futuro de la movilidad, Futuro de las tecnologías espaciales y Futuro del consumo sostenible.
  • Las cuatro tendencias con mayor adopción generalizada son: Inteligencia Artificial aplicada, Conectividad avanzada, Futuro de la bioingeniería y Computación en la nube y perimetral, que tienen aplicaciones viables en más industrias que otras.
  • Los seis sectores que aplican más tendencias tecnológicas son TI y electrónica, aeroespacial y defensa, telecomunicaciones, petróleo y gas, automotriz y ensamblaje, y productos farmacéuticos y médicos.
  • La tendencia con la mayor innovación durante el periodo 2018 - 2021 fue la Inteligencia Artificial aplicada.
  • Las cinco tendencias que presentaron una mayor inversión durante el 2021 fueron: Futuro de energías limpias (257 mil millones de dólares), Futuro de la movilidad (236 mil millones de dólares), conectividad avanzada (166 mil millones de dólares), IA aplicada (165 mil millones de dólares) y computación de nube y perimetral (136 mil millones de dólares).

Alonso Razetto, socio y office manager de McKinsey & Company Perú señaló que, entre cinco de las principales tendencias tecnológicas analizadas, se pueden destacar:

1. Inteligencia Artificial aplicada: Desde el 2018 al 2021, la AI aplicada ha destacado en innovación frente a las demás tendencias y se encuentra en el top cinco de mayor inversión durante el mismo periodo de tiempo. De igual manera, esta tendencia puede ser aplicable en distintas industrias como la agricultura, aeroespacial y aviación, educación, minería, bienes raíces, entre otras, obteniendo un nivel de adopción de cuatro puntos sobre cinco.

"A través de capacidades de IA, como el aprendizaje automático (ML), visión artificial y procesamiento del lenguaje natural, las empresas pueden usar datos y derivar información para automatizar actividades, agregar o aumentar capacidades y tomar mejores decisiones, comentó el ejecutivo.

2. Conectividad avanzada: El interés en la conectividad avanzada, sobre todo en los satélites 5G/6G, Wi-Fi y las constelaciones de satélites de órbita terrestre baja (LEO), ha aumentado significativamente. Es así como, en el 2021, la inversión en esta tendencia fue de 166 mil millones de dólares.

De igual manera, la consultora considera que el valor en juego de esta tendencia es mayor en los sectores de telecomunicaciones, automotriz y ensamblaje, aviación y viajes, servicios y sistemas de salud, medios de entretenimiento y venta minorista. De esta manera, se encuentra en el nivel cuatro de la escala de adopción.

3. Computación en la nube y perimetral: Según estimaciones de McKinsey & Company, la computación en la nube puede permitir más de un billón en ganancias de dólares EBITDA (ganancias antes del pago de intereses) en compañías Fortune 500. La inversión en esta tecnología durante el 2021 fue de 136 mil millones de dólares.

"Algunos de los componentes tecnológicos de esta tendencia son: centros de datos, dispositivos de borde, infraestructura de red y el Internet de las Cosas. Esta tendencia aplica en todas las industrias, las cuales serán beneficiadas del crecimiento de esta, mostrando una tasa de adopción de nivel cuatro, comentó Razetto.

4. Tecnologías de realidad inmersiva: Estas tecnologías interpretan el espacio físico, simulan la adición de datos, objetos, personas y entornos del mundo real. Además, permiten la interacción en mundos virtuales. Algunas de las formas de realidad inmersiva son la computación espacial, la realidad aumentada, la realidad virtual, la realidad mixta, los sensores en el cuerpo y fuera del cuerpo, hápticos y servicios de localización.

"La inversión en esta tendencia durante el 2021 fue de 30 mil millones de dólares, habiéndose recuperado a comparación de años anteriores. Adicionalmente, las industrias que han sido pioneras en nuevas aplicaciones son las de las tecnologías de la información y electrónica, los medios y entretenimiento, y venta minorista; mostrando apenas una tasa de adopción de nivel 1, indicó el ejecutivo.

5. Futuro de energías limpias: Las soluciones energéticas que conducen a cero emisiones netas abarcan toda la cadena de valor, desde la generación o la producción hasta el almacenamiento y la distribución. Algunos ejemplos de tecnologías limpias son: energía solar fotovoltaica, generación onshore y offshore, hidrógeno, electrolizadores, entre otras.

McKinsey & Company estima que las inversiones anuales en suministro y producción de energía podrían duplicarse para el 2035, alcanzando aproximadamente 1,5 billones de dólares, siendo así mayormente afectada la industria eléctrica, el gas natural y los servicios públicos. "Otras industrias que también experimentarán cambios son: minería, construcción y petróleo y gas. La tasa de adopción de esta tendencia tecnológica es de nivel 2 a nivel global, finalizó Razetto.