Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

Descienden las ventas mensuales de semiconductores

Ya que el mercado de los chips sufre un nuevo golpe

[01/11/2022] Las ventas mundiales de semiconductores han descendido un 0,5% en septiembre, en términos intermensuales, según las estadísticas publicadas por la Asociación de la Industria de Semiconductores, y un 3% en comparación con septiembre del 2021, ya que la demanda sigue suavizándose ante las múltiples dificultades macroeconómicas.

Según el informe de la SIA, las compras de chips en septiembre en la región de América aumentaron un 11,5% en comparación con el mismo mes del 2021, hasta un total de algo más de 12 mil millones de dólares; y en Europa y Japón se registraron aumentos de 4.530 millones de dólares y 4.050 millones de dólares, respectivamente. Sin embargo, estos aumentos se vieron más que compensados por la caída del mercado de China continental, que se situó en 14.430 millones de dólares en el mismo periodo, junto con un descenso del 7,7%, hasta los 11.970 millones de dólares, en el resto de los mercados.

[Reciba lo último de CIO Perú suscribiéndose a nuestro newsletter semanal]

El descenso es la primera desaceleración interanual desde enero del 2020, según un comunicado emitido por el presidente y consejero delegado de SIA, John Neuffer.

"Sin embargo, las perspectivas del mercado a largo plazo siguen siendo sólidas, ya que los semiconductores siguen siendo una parte más grande e importante de nuestra economía digital", señaló.

Si bien otros pronósticos a largo plazo se hacen eco de la opinión de Nueffer, existen otros indicadores de un declive a corto plazo para los fabricantes de silicio del mundo, como las recientes noticias sobre los resultados de Intel, que vieron cómo los ingresos de la empresa en el tercer trimestre caían un 20% en términos interanuales. Los ingresos netos del fabricante de chips con sede en EE.UU. se desplomaron de 6.800 millones de dólares en el tercer trimestre del 2021 a mil millones de dólares en el informe más reciente, una caída del 85%.

El sector de los chips se enfrenta a trastornos estructurales causados por el cambio de la política comercial de EE. UU. hacia China, las interrupciones de la cadena de suministro causadas por la invasión de Rusia en Ucrania y la opinión predominante de que la economía mundial se dirige a una recesión, lo que ha frenado la demanda.

Un estudio publicado a principios de este mes por el MIT y publicado en la revista Harvard Business Review destacaba que la "gran mayoría" de la fabricación de chips tiene lugar en Taiwán, la República Popular China y Corea del Sur, y que las recientes medidas de EE.UU. -incluida la Ley CHIPS- destinadas a reducir la dependencia del país del suministro exterior tardarán mucho tiempo en dar sus frutos.

"La estimación optimista [para el tiempo de construcción de nuevas instalaciones de semiconductores en EE.UU.] es de al menos dos años", escribieron los autores del estudio, señalando que la dependencia efectiva de Asia Oriental para el suministro de chips es una cuestión de instalaciones de ensamblaje y pruebas tanto como de capacidad de fabricación en bruto.

Las últimas restricciones comerciales, promulgadas por el Departamento de Comercio de EE.UU. a principios de este mes, probablemente causarán grandes problemas a la industria china del silicio, sobre todo en el ámbito de los chips avanzados. En general, los expertos coinciden en que la oferta actual de silicio ha superado a la demanda, aunque algunos mercados, como el de la automoción, se enfrentan a una escasez continua.