Llegamos a ustedes gracias a:



Noticias

SAS presenta estudio sobre el ciberfraude

[18/09/2023] Como parte de los recientes lanzamientos de SAS en SAS Explore 2023, se hizo público los resultados de un reciente estudio en el que se preguntó a un conjunto considerable de consumidores, a nivel global, cuál es su actitud frente a los fraudes electrónicos. Este estudio fue el aporte que SAS consideró oportuno para ayudar a sus clientes a comprender cuáles son las reacciones de las personas frente a este tipo de fraude, y cuáles pueden ser las soluciones que se pueden implementar.

La presentación de los resultados del estudio fue realizada por Greg Henderson, director senior de Fraud & Security de la Intelligence Global Practice de SAS. El ejecutivo sostuvo en líneas generales que hubo dos tipos de resultados, los primeros eran aquellos esperables, como qué esperan que las organizaciones hagan algo para reducir los fraudes; pero también hubo resultados poco esperables, como que los propios consumidores se encuentran dispuestas a renunciar a algunas cosas -como, por ejemplo, la velocidad de las transacciones- con tal de obtener mayor seguridad para su vida en línea.

El estudio

"Entonces, una de las cosas que SAS decidió hacer para ayudar a nuestros clientes a comprender mejor las actitudes de sus clientes en relación con el fraude, fue realizar una encuesta global masiva de consumidores para tratar de medir sus percepciones y actitudes en torno al fraude. Y obtuvimos algunos resultados realmente interesantes de esta encuesta, que se hizo, nuevamente, a nivel mundial, con 13.500 participantes en la encuesta en 16 países y entre las edades de 18 y 55 años, indicó Henderson.

De acuerdo con el estudio "Faces of Fraude, el 70% de los encuestados indicaron que habían sido víctimas de fraude al menos una vez. El 40% dijo que les sucedió varias veces, y casi la mitad de ellos dijeron que percibían que el problema empeoraba, y esto ha sido desde el 2022, por lo que es posterior a la pandemia. La gente todavía cree que el fraude es cada vez más generalizado; así que no hay grandes sorpresas en esos hallazgos, eso es más o menos lo que se esperaba ver.

Pero hubo algunos resultados sorprendentes en las actitudes y expectativas de los encuestados en torno al fraude. Nueve de cada 10 encuestados consideran que su organización debería hacer más para protegerlos del fraude, y 2/3 indicaron que en realidad cambiarían de proveedor debido a una mala experiencia de fraude, o si otro proveedor ofreciera mejores salvaguardas percibidas para ellos. Por lo tanto, esto representa un riesgo, pero también una oportunidad para los proveedores o las empresas. ¿Qué es lo que se puede hacer al respecto?

De hecho, hay cosas que se pueden hacer, porque los propios consumidores se encuentran interesados en mejorar su seguridad. Tres de cada cuatro de los encuestados indicaron que aceptarían un poco más de 'fricción' en sus transacciones; es decir, la investigación muestra que los consumidores están realmente de acuerdo con eso. Además, siete de cada 10 estarían dispuestos a compartir más datos personales si obtienen una mejor protección por ello.

"Una vez más, esto fue algo que aprendimos, que realmente sentimos que era diferente de lo que habíamos experimentado en el pasado, donde todos protegen mucho sus datos. Para evitar ser víctimas de fraude, ahora están dispuestos a abrirse un poco, indicó el ejecutivo.

Además, de acuerdo con el estudio, ocho de cada 10 están dispuestos a usar la biometría contra el fraude, y el 57% en realidad prefiere esta herramienta en lugar de usar contraseñas.

Entonces, ¿cuál es la oportunidad aquí para las empresas afectadas? La conclusión es que los proveedores tienen una rara oportunidad de adaptarse a estas actitudes cambiantes de los consumidores aprovechando la tecnología avanzada, como la inteligencia artificial y el aprendizaje automático, para prevenir el fraude, al tiempo que minimizan la fricción en las transacciones legítimas y protegen la información personal.

Casos de éxito

Más »